CincoSentidos

La ausencia de las figuras del golf molesta en Asia

Los organizadores chinos han lanzado una firme amenaza a los responsables del circuito europeo. 'Es decepcionante preparar un torneo y que no acuda ninguno de los grandes', dijo Chang Qiuwei, subdirector de la Administración de Deportes de Shanghai, después de constatar las bajas que se registraron en el BMW Asian Open que finalmente se llevó el joven economista madrileño Gonzalo Fernández Castaño (25 años).

El PGA European Tour lleva varias temporadas extendiendo su calendario de competiciones hasta Asia. El primer motivo es el interés de importantes firmas europeas que tienen la intención de asociar su imagen con el golf en países como China, Malasia o Indonesia. El segundo es la necesidad de contar con torneos durante todas las semanas del año para que los jugadores no se vean obligados a emigrar a otros circuitos. El mal tiempo del invierno europeo, que impide que se pueda jugar en prácticamente todo el continente, se ve compensado por las óptimas condiciones que se registran en Australia o Sudáfrica, donde se han trasladado eventos puntuables para el PGA European Tour.

Jugadores como el sudafricano Ernie Els o los ingleses Luke Donald y David Howell, renunciaron a acudir al BMW Asian Open a pesar de los contratos que tenían firmados, donde les garantizaban importantes ingresos por el hecho de participar. Els, que debía defender el título, alegó problemas físicos en su rodilla operada. Donald, número diez del mundo, envió un certificado aduciendo una infección en el oído; mientras que Howell, líder de la clasificación de ganancias del circuito europeo, explicó que tenía una lesión de cadera. Al tratarse de causas justificadas no han sufrido ningún tipo de penalización.

'Tuvimos muchos problemas para organizar el torneo, los aficionados quieren ver a los mejores jugadores en acción y eso no ha sido posible', lamentaba el responsable de Deportes de la ciudad de Shanghai. La embarazosa situación tampoco le hizo ninguna gracia al patrocinador, la firma automovilística alemana BMW que, sin la presencia de las figuras, vio como el interés del evento pasó a un segundo término. Además la semana anterior se celebró el Abierto de China en Pekín, patrocinado por Volvo, un competidor directo de BMW. UBS, Volvo, HSBC, Dunhill, Johnnie Walker y Omega son otras firmas que patrocinan eventos del PGA European Tour en Asia.

Los organizadores asiáticos no se conforman con jugadores europeos de relleno. Los aficionados quieren ver en acción a los que dos semanas antes han jugado en Augusta, un aspecto difícil de satisfacer. Y las relaciones se tensan justo cuando el PGA Tour, el circuito estadounidense, prepara un desembarco en aquel continente.