Cotización

Acerinox cotiza en zona de máximos pese a las dudas sobre el precio del acero

Las dudas que genera la evolución del precio del acero inoxidable se trasladan a Acerinox. La previsión de mayores incrementos de precios, según algunos expertos, contrasta con el temor a una menor demanda en Asia o a la previsible caída del níquel.

Los resultados que presentó Acerinox la semana pasada -sufrió una caída del beneficio neto del 69,8% en el primer trimestre hasta 23,16 euros- no sorprendieron a nadie en el mercado. Estaban previstos. Las dudas surgen respecto a las previsiones futuras, donde los analistas no se ponen de acuerdo.

'Elevamos el precio objetivo a 14,5 euros y aumentamos la estimación de beneficio por acción un 9% para 2006 y un 6% para 2007 basándonos en la previsiones del precio del acero', comenta JPMorgan. Este banco prevé que el precio base aumente un 8% en 2006 hasta los 1.280 euros por tonelada, lo que le hace mostrarse optimista respecto a los resultados. 'Esperamos una mejora gradual'.

Otros expertos coinciden con esta valoración. 'Acerinox tiene perspectivas optimistas, si bien en buena medida dependerá del precio del níquel, actualmente cercano a máximo histórico', comenta Ahorro Corporación, que aconseja comprar. 'Una caída acusada del precio del precio del níquel tendría un efecto negativo en el corto plazo, siendo una caída progresiva el escenario óptimo', añaden.

ACERINOX 9,86 -1,63%

Otros, sin embargo, consideran que las perspectivas son negativas. 'Acerinox no registra avances pese a los incrementos del precio base y aunque espera hacerlo próximamente, creemos que sigue expuesto a dificultades como la competencia, una caída de la demanda en Asia o el retroceso del níquel, que impedirán registrar sustanciales mejoras. Aconsejamos vender', comentan desde Ibersecurities. Para Banco Urquijo, 'lo peor ha pasado ya'. 'Estamos viendo subidas de precio en 2006 que sí se deberían notar en los resultados del segundo y tercer trimestre', aunque reconocen que la visibilidad del valor a seis meses vista es baja. 'Un níquel alto puede desincentivar la demanda de inoxidable y frenar las subidas de precios base. La tendencia que tomen las materias primas, por tanto, parece ser la clave para los próximos meses.

El valor, entretanto, cotiza en zona de máximos. El viernes cerró en 13,3 euros, lo que implica que está tan sólo un 3,1% por debajo de cotas históricas. 'Entrar en estos niveles es arriesgado debido al comportamiento excepcional que acumula en los últimos años, aunque todavía le puede quedar recorrido por el diferencial al que cotiza respecto Outokumpu, su rival más directo, que presentó resultados muy buenos la semana pasada', comenta Diego Herrero, de Inversis Banco. Las buenas previsiones y cifras de la finlandesa Outokumpu son precisamente uno de los motivos que hace que muchos analistas se muestren optimistas con el Acerinox. La compañía sube el 52,2% en el año frente al 8,45% que gana Acerinox.

'El mercado intenta anticipar los resultados que vienen. Si el precio del níquel y el acero inoxidable están en la parte alta, deberían ser mejores y eso ya lo refleja el mercado. Si de verdad las materias primas tienen recorrido alcanzará los 14 euros sin problemas', añade Herrero.