Plan de reestructuración

Generali, socio del Santander, dispone de 7.000 millones para realizar compras

Generali ha comenzado a hacer sus cábalas tras concluir su plan de reestructuración. 'Disponemos de 3.500 millones de euros para gastar. A esta cantidad se puede sumar una emisión de deuda por un importe parecido', afirmó el pasado sábado Giovanni Parissinotto, co-consejero delegado de la aseguradora. 'En total, tenemos entre 6.000 y 7.000 millones de euros a nuestra disposición sin necesidad de recurrir a una ampliación de capital', especificó el directivo.

La compañía italiana se ha fijado como una de sus prioridades el crecimiento. 'Para asegurar la independencia del grupo Generali a largo plazo (…) sería conveniente realizar pequeñas y medianas adquisiciones en el exterior', declaró el presidente de la sociedad, el francés Antoine Bernheim, durante la junta de accionistas celebrada en Trieste.

El plan fijado por Generali para los próximos tres años fija Europa del Este, India y China como las zonas de expansión preferente.

Bernheim considera España un 'país difícil para las aseguradoras porque no es posible vender productos de vida o ahorro fuera del canal bancaseguros'. Sergio Balbinot, coconsejero delegado de la sociedad italiana, definió como 'muy satisfactorio' el acuerdo de Generali con Cajamar y reconoció su interés por firmar alianzas similares con otras entidades.

Generali descartó que el incremento de su participación en el Santander el pasado diciembre sea la antesala de futuros proyectos industriales con el primer grupo bancario español.

Para Bernheim la presencia de la aseguradora en el banco es una inversión estrictamente financiera, a pesar de que sea un miembro de su consejo de administración. Al cierre de 2005, la compañía italiana controlaba un 1,32% del grupo encabezado por Emilio Botín.