Nacionalización

Bolivia da un ultimátum a Repsol tras nacionalizar sus yacimientos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció ayer la nacionalización de los hidrocarburos mediante un decreto que obliga a las multinacionales que operan en el país, entre las que se encuentra Repsol YPF, a entregar toda su producción al Estado. Las empresas tienen 180 días para adaptarse a la nueva situación.

Por sorpresa y en una localidad situada al sur de Bolivia, el presidente Evo Morales anunció ayer la firma de un 'decreto supremo' que nacionaliza y otorga al Estado el 'control absoluto' de todos los hidrocarburos. 'Se acabó el saqueo de nuestros recursos naturales por empresas extranjeras', proclamó ayer Morales, quien cumplía ayer 100 díasde Gobierno. Momentos después el ejército boliviano tomaba el control de los campos petrolíferos.

El decreto obliga a las multinacionales a entregar toda su producción al Estado de inmediato para su comercialización e industrialización a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Las principales empresas que operan en Bolivia, Repsol YPF, la brasileña Petrobrás, la francesa Total y las británicas British Gas y British Petroleum, tienen 180 días para adaptarse a la nueva normativa y seguir operando. De lo contrario, deberán abandonar el país. El decreto también afecta a las inversiones de las estadounidenses Panamerican Energy y Exxon Mobil, la argentina Pluspetrol, la Canadian Energy y la coreana Dong Wong.

El presidente boliviano anunció además la confiscación de las acciones necesarias de varias empresas mixtas con la intención de que YPFB tenga en ellas más del 50%. La medida afecta directamente a Andina, la filial de Repsol YPF, así como a otra de Petrobrás.

Fuentes de la filial boliviana de la petrolera presidida por Antonio Brufau, señalaron que tienen que estudiar el decreto antes de pronunciarse pero reconocieron que 'a priori no parece una buena noticia'. Fuentes de la Cámara de Hidrocarburos, de la que Repsol forma parte, explicaron a Europa Press que se ha convocado una reunión de su directorio para analizar punto por punto el texto del decreto. 'A partir de ahora todo puede pasar', señalaron. Los títulos de Repsol subían no obstante en Nueva York.

El país posee reservas de 48,7 billones de pies cúbicos de gas, los siguientes en importancia del continente americano después de los de Venezuela, que tiene el triple.

Morales advirtió que si las empresas no respetan su decisión, 'nos haremos respetar a la fuerza, porque se trata de proteger los intereses de un país'. Además, señaló que las empresas que en 2005 hayan producido volúmenes iguales a los cien millones de pies cúbicos diarios sólo se beneficiarán con el 18% de la producción. El resto, irá a las arcas del Estado. Las empresas que hayan producido menos se mantendrán bajo el actual esquema, que reconoce regalías para del 18% y un impuesto directo sobre hidrocarburos del 32%.

El presidente, que hizo de la nacionalización la bandera de su campaña electoral, aseguró el abastecimiento de combustibles y señaló que el gobierno iniciará de inmediato negociaciones con las petroleras para que acepten la nueva política con la espada de Damocles de que si no lo hacen deberán abandonar el país en seis meses.