Motor

Seat quintuplica su beneficio pero Volkswagen lo considera 'insuficiente'

Los resultados de Seat 'siguen siendo insatisfactorios'. Así de claro lo expresó el viernes Volkswagen, el dueño de la marca española en su informe trimestral. Y eso, a pesar de que la compañía alemana cerró el primer trimestre con un beneficio de 327 millones de euros, casi cinco veces más que los 70 millones de ganancias registrados en el mismo periodo de 2005.

Volkswagen ya ha advertido a Seat que su rentabilidad es inadecuada y el propio presidente de la división, Andreas Schleef, declaró este año que la firma está 'ante su última oportunidad'.

Volkswagen, en cualquier caso, también ve insatisfactorios sus propios resultados. 'Estamos muy lejos de nuestro objetivo a medio plazo', afirmó ayer la compañía. Ni el alza de ventas (subieron el 19,3% hasta 1,39 millones de unidades), ni el de la facturación (con un alza del 21,4% hasta 25.337 millones) fueron suficientes. El mercado también acogió con decepción las cifras, la cotización cayó ayer el viernes el 5,4%.

Los costes de reestructuración lastraron los resultados del grupo en 400 millones de euros.