Salida a Bolsa

Riofisa decide incorporarse al club de inmobiliarias cotizadas

Riofisa ha iniciado los trámites para su salida a Bolsa este año. La compañía destinará el 30% de su capital al mercado dirigido a inversores institucionales y particulares.

El grupo inmobiliario Riofisa no ha especificado qué tramo del porcentaje destinado a Bolsa irá dirigido a inversores institucionales y cual a pequeños inversores. Un portavoz de la empresa confirmó el viernes que existirán dos tramos y que de momento no han calculado si la salida a Bolsa será posible realizarla antes de verano.

Además, la empresa indicó a través de un comunicado que Morgan Stanley actuará como coordinador de la oferta y que ha contratado como asesores legales a Uría Menéndez y Davis Polk & Wardewell.

Riofisa puede ser la tercera inmobiliaria española que salga a Bolsa este año tras Renta Corporación y Parquesol (prevista para la semana próxima). Sólo en la OPV de Renta Corporación hubo un tramo destinado a inversores particulares.

La promotora inmobiliaria fue creada en 1974 bajo el nombre de Riojana de Fincas y cambió su denominación a Grupo Riofisa en 2002. La compañía es propiedad del empresario Mario Losantos, que posee el 68% del grupo a través de Riofisa Holding.

El 32% restante está controlado por Caixa Catalunya, entidad que entró en el capital del grupo inmobiliario en el año 2003. Caixa Catalunya no respondió ayer a la cuestión de si ha decidido desprenderse de parte de su porcentaje en la compañía en la salida a Bolsa.

La empresa, que asegura ser líder en la promoción de centros comerciales en España, también promueve estaciones comerciales, desarrollos residenciales y complejos empresariales además de algunos otros productos como residencias de tercera edad. La empresa inaugurará este mes el centro comercial y de ocio Plenilunio, en Madrid, tras una inversión de 200 millones.

La consultora Knight Frank valoró los activos inmobiliarios de la compañía a finales de 2005 en 1.350 millones de euros.

Según los últimos datos del grupo presentados en el Registro Mercantil, el ejercicio de 2004, Riofisa ganó ese año 39 millones de euros. A 31 de diciembre de 2004 el grupo inmobiliario mantenía una deuda de préstamos hipotecarios superior a los 350 millones de euros.

El ladrillo sube la temperatura del mercado

Los grupos inmobiliarios acumulan este año gran protagonismo en la Bolsa española. Además de la OPV de Renta Corporación y de Parquesol, prevista para el 5 de mayo, la de Riofisa y alguna más que puede concretarse en las próximas semanas, sobre Fadesa, Metrovacesa, Colonial, Urbis e Inmocaral, las empresas españolas del sector que cotizan, surgen todas las semanas rumores de todo tipo.

El valor bursátil de estas compañías suman recorridos alcistas en los últimos dos años, a pesar de la recomendación de vender de numerosos analistas financieros, que advierten que esta industria ha alcanzado su tope de ventas en España. Y el mercado aguarda con especial atención la solución a la opa hostil lanzada sobre el 20% de Metrovacesa por la familia Sanahuja a través de Sacresa.