Portugal

BPI encuentra nuevos apoyos para rechazar la opa

Banco Portugués de Investimento (BPI) reforzó ayer su posición contra la opa de la que es objeto por parte de Millennium BCP tras recibir la adhesión de nuevos accionistas al acuerdo de preferencia de venta de acciones. La Caixa y el brasileño Itaú son dos de los principales socios de BPI, al contar cada de estas entidades con un 16,1% del capital.

BPI notificó ayer que nuevos accionistas de la entidad suscribieron el acuerdo, que determina que sus firmantes están obligados a dar prioridad a los restantes socios si desean vender sus acciones.

La adhesión de los nuevos accionistas deja en el 49,19% el capital que rechaza la oferta de 4.330 millones de Millennium BCP. Al acuerdo se ha sumado un escaso 0,68% del capital del empresario José Ferreira Amorim, pero los analistas lo interpretan como una señal más de lo difícil que será sacar adelante la operación.

Millennium BCP anunció en su momento que condicionaba el éxito de la oferta al control del 50,01% del capital con los estatutos de la entidad ya sin blindaje o, alternativamente, un 90,01% si éstos se mantuviesen. Sin embargo, la normativa permite que en la asamblea general los representantes del 25,01% se opongan al cambio del blindaje de sus estatutos, lo que significa que la operación cuenta con escasas probabilidades de éxito.

Operaciones con fondos

Por otra parte, el BPI pidió a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa que se de información diaria al mercado sobre las operaciones de compra de capital que Millenium BCP lleva a cabo sobre esta entidad. El banco objeto de la opa entiende, además, que Millenium BCP está obligado a informar si su participación supera el 5% del capital del BPI, una situación que podría haberse producido ya, según la prensa lusa, a través de las operaciones de los fondos de inversión.

Los títulos de BPI se alzaron ayer un 0,51% al cierre de la sesión mientras que los de BCP se mantuvieron sin variación.