Turismo

La nueva cadena Room Mate abrirá 50 hoteles en España

Room Mate es una nueva cadena hotelera creada por cuatro socios españoles que abrirá hasta 50 establecimientos baratos en los próximos años. Tendrán nombre de persona, tomarán características de cada destino y estarán en el centro de las principales ciudades.

Alicia responde a la personalidad de una joven artista. Original, culta e inquieta, disfruta del barrio en el que vive, en la Plaza de Santa Ana, de Madrid, muy cerca del Museo del Prado, el Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza'. La descripción corresponde al hotel Alicia, que acaba de abrir sus puertas en pleno centro de Madrid, y que pertenece a la cadena Room Mate, creada por cuatro socios españoles.

La idea de personalizar los establecimientos nace de estos cuatro amigos, procedentes del mundo inmobiliario, que veían que 'los hoteles urbanos eran impersonales, caros y nada acogedores', según el director general de Room Mate, Enrique Sarasola.

Se les ocurrió levantar una red de establecimientos con tres premisas básicas: que fueran baratos, muy personalizados en su decoración y muy céntricos. 'Todo preparado para que el cliente se sienta como en casa de un amigo'. Como conclusión, los cuatro fundadores pusieron nombre a la cadena: Room Mate, que significa compañero de habitación. En un año, Sarasola prevé tener abiertos 16 establecimientos con nombre de persona, con características muy diferentes entre ellos y adaptados a su entorno.

El precio por habitación va desde 90 euros la más barata a 230 la más cara

La inversión requerida para todos los proyectos será de alrededor de 50 millones de euros. De ellos, 10 hoteles se encontrarán en el centro de las principales ciudades españolas (cuatro en Madrid, uno en Barcelona, uno en Bilbao, uno en las Palmas de Gran Canaria, uno en Granada, uno en Valencia y otro en Málaga) y cinco en ciudades europeas y otro en el norte de África (uno en Lisboa, dos en Londres, uno en Tánger, uno en Bruselas y otro en París), según Sarasola.

En cinco años, sus responsables estiman que el número de hoteles alcance los 50. En general, serán establecimientos en régimen de alquiler y gestión, pero no descartan hacerse con la propiedad de algunos de ellos.

El próximo en abrir será el hotel Laura, en mayo. Un edificio que incluirá apartoteles en el centro de Madrid y que se dirigirá al turista de larga duración. âscar será el siguiente proyecto hotelero que se inaugurará en noviembre, muy cerca de la Gran Vía, también en la capital. Sus impulsores le han vuelto a otorgar un personaje imaginario: âscar será un fotógrafo de moda, noctámbulo al que le gusta ir de bares. 'El hotel, se adaptará a este tipo de público más desenfadado, por estar en una zona de ambiente nocturno', explica Sarasola. La cadena ya tiene operativos dos hoteles aparte del recién inaugurado Alicia (uno Madrid y uno en Valencia). En la ciudad del Turia, su hotel se llama Marina, al estar al lado del mar, y en Madrid está el hotel Mario, muy próximo al Teatro de la âpera.

Room Mate basa su filosofía, además, en el precio ajustado de sus habitaciones, añade Sarasola. Las tarifas van desde los 90 euros (habitación individual) hasta los 230 euros (una suite con terraza y piscina privada).