Energía

Argelia se enfrenta a Gas Natural por los contratos de suministro

El Gobierno argelino quiere poner fin a ciertas diferencias de interpretación que mantiene con Gas Natural en determinados puntos de sus contratos de suministro de gas. Tras un intercambio epistolar, ha dado un paso más y plantea la intervención de un experto independiente o de un árbitro que resuelva el conflicto.

El pasado 1 de marzo, Sonatrach, la petrolera estatal de Argelia, remitió una notificación a Gas Natural para acabar con las diferencias de interpretación que mantienen ambas compañías respecto a ciertas cláusulas de los contratos de aprovisionamiento de gas suscritos por las empresas.

El escrito de Sonatrach propone dos vías para poner fin a este conflicto, después de que las dos sociedades intercambiaran varias misivas al respecto. La primera posibilidad es recurrir a un experto independiente, para que dictamine sobre el asunto, mientras que la segunda es iniciar directamente un procedimiento de arbitraje, según consta en la memoria de las cuentas anuales de Gas Natural. De momento, no se ha tomado ninguna decisión.

Gas Natural mantiene una intensa relación contractual con Sonatrach, sobre todo por el peso que supone el gasoducto argelino del Magreb para el abastecimiento de la empresa que preside Salvador Gabarró.

La gasista e Iberdrola mantienen un proceso de arbitraje por los precios de sus contratos

NATURGY 22,37 -0,31%

Diferencias con Iberdrola

En todo caso, las diferencias con Sonatrach no son las únicas que enfrentan a Gas Natural con otras compañías. En el capítulo de litigios, la gasista también tiene abierto un procedimiento de arbitraje con Iberdrola desde el 20 de junio de 2005, es decir, un par de meses antes del pacto que cerraron las dos empresas en el marco de la opa de Gas Natural sobre Endesa.

En este caso, Iberdrola y la gasista discrepan sobre la aplicación de la cláusula de revisión de precios prevista en el contrato de suministro a largo plazo suscrito entre las dos. Este contrato tiene una duración de 15 años y debe revisarse cada tres para ajustar los precios. Los importes de las reclamaciones son confidenciales. No obstante, desde Iberdrola restan importancia al asunto y apuntan que este tipo de diferencias son habituales en contratos que suponen 'un elevado compromiso económico'.

La revisión de precios también es motivo de un tercer arbitraje iniciado por compañías de Trinidad y Tobago Asimismo, en enero Gas Natural recibió otra demanda arbitral por parte de Tejas Gas, que reclama que la compañía no ha comprado la cantidad de gas mínima contratada para la zona de Toluca (México). En el conflicto también está involucrada Pemex y la reclamación no superaría los 1,7 millones de dólares (1,4 millones de euros).

El arbitraje abierto por Gas Natural contra el Gobierno argentino para lograr una mayor protección de sus inversiones se encuentra, sin embargo, temporalmente suspendido. Además, ha impugnado una reclamación fiscal de 155 millones de pesos (41,6 millones de euros) por parte de las autoridades argentinas.

Junto a estos casos, Gas Natural debe hacer frente a posibles responsabilidades por tres explosiones de gas en España, para los que tiene seguros por 3,5 millones. También podría perder las garantías de 41,5 millones de dólares (34,3 millones de euros) aportadas para asegurar compromisos de inversión en México que no ha podido completar por 'causas de fuerza mayor'.

Por su lado, el procedimiento sancionador abierto por la Comunidad de Madrid por la segregación de sus actividades de distribución le podría suponer una sanción máxima de 3,6 millones y, además, no lograr las autorizaciones para trabajos en las infraestructuras de redes. La firma también está pendiente de expedientes sancionadores de Defensa de la Competencia.

retribuciones El sueldo del consejo y de los auditores se dispara

l La retribución de los miembros del consejo de administración de Gas Natural ascendió a 3,982 millones de euros en 2005, lo que supone un incremento del 19,2% respecto al ejercicio precedente.

l El presidente de la gasista, Salvador Gabarró, percibió 610.000 euros por su pertenencia al consejo de administración de la compañía, a la Comisión Ejecutiva y a otras comisiones. Por estos conceptos, el ahora vicepresidente, Antonio Brufau, cobró 209.000 euros, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, 182.000 euros. Además, Gabarró y Villaseca se embolsaron 68.000 y 55.000 euros, respectivamente, como consejeros de su participada Enagás.

l La docena de ejecutivos que componen, a su vez, el comité de Dirección de Gas Natural ingresaron 3,38 millones de euros. El coste de las indemnizaciones totales de los miembros del comité que cesaron en sus funciones en 2005 fue de 4,45 millones.

l Rafael Villaseca mantenía al cierre de 2005, entre otras participaciones, 859 acciones de Endesa. También eran accionistas de la eléctrica los consejeros Santiago Cobo (5.000 títulos) y José Arcas (1.190 títulos).

l Los auditores de PwC percibieron 4,1 millones por sus servicios, el triple de lo que cobraron en 2004, debido a los trabajos relacionados con la opa de Endesa.