Aeronáutica

La británica BAE Systems negocia la venta de su 20% de participación en Airbus

La empresa británica de defensa y aeronáutica BAE Systems informó hoy de que ha iniciado conversaciones con el consorcio EADS sobre la venta de su 20% de participación en el grupo europeo Airbus. La participación británica en el gigante europeo de la aeronáutica está valorada en unos 4.320 millones de euros.

En un breve comunicado, la compañía confirmó que ha empezado los contactos con EADS -formado por el grupo alemán DaimlerChrysler Aerospace AG, el francés Aerospatiale Matra y el español CASA- para la venta de su participación.

Sin embargo, la venta del 20% que tiene el británico BAE Systems a EADS en Airbus no tendrá consecuencias en la actividad productiva ni en la estrategia comercial del fabricante aeronáutico europeo, que mantendrá todas sus plantas y empleos en el Reino Unido, según fuentes de Airbus.

Aunque se trata de unas conversaciones preliminares, el anuncio pone fin a meses de conjeturas sobre las intenciones de BAE Systems. "Las conversaciones están en sus primeras etapas y otro anuncio se hará cuando sea el momento adecuado", señala la nota.

BAE Systems emplea a unas 13.000 personas en la fabricación de alas para los aviones Airbus, especialmente en las plantas de Broughton (norte de Gales) y Filton (Bristol, Inglaterra).

BAE Systems considera que es el momento de deshacerse de sus acciones para invertir en sus negocios en Estados Unidos, donde cosecha el 35%, de acuerdo con informaciones de la BBC. Según los medios británicos, la decisión de vender la participación fue tomada a principios de esta semana en una reunión del consejo de administración.

"Airbus ha sido una excelente inversión para BAE Systems durante un período de innovación y crecimiento. Es una compañía de clase mundial al frente de la industria y está en una buena posición para el futuro", dijo hoy el director ejecutivo de BAE Systems, Mike Turner, y añadió que es el momento justo para vender sus acciones.

Preocupación en los sindicatos

Los sindicatos del sector han pedido una reunión urgente con la dirección de la compañía para analizar las consecuencias que esta venta tendrá para los trabajadores. Además de los 13.000 trabajadores de BAE Systems, miles de personas trabajan para compañías suministradoras de esa empresa.

El portavoz del sindicato Amicus, Ian Waddle, dijo hoy que están preocupados, sobre todo por la incertidumbre para los empleados. "Queremos saber si la producción permanecerá en el Reino Unido o será llevada a otros países donde los nuevos compradores tienen su base", agregó Waddle.