Industria

Ence refinancia su deuda con un sindicado de 400 millones

La empresa papelera Ence firmó ayer un crédito sindicado, respaldado por varios bancos, de 400 millones de euros. La compañía informó en un comunicado que piensa utilizar esta cantidad para 'hacer frente a su plan de inversiones para los próximos tres años'. La papelera invertirá el crédito en refinanciar su deuda.

El crédito ha estado liderado por BBVA, Caja Madrid, Banesto, Santander y Caixa Galicia, y han participado en él 27 entidades financieras, nacionales e internacionales, 'que se han unido con distintos niveles de participación'. 'Con este crédito, se pone de manifiesto la confianza que importantes entidades financieras han depositado en el proyecto de crecimiento' del grupo para los próximos años, estimó Ence.

El crédito se estructura en dos tramos de siete años de duración y unas cantidades de 150 y 100 millones de euros respectivamente, más un último tramo en el que el préstamo es de 150 millones de dólares (122 millones de euros) y por un periodo de diez años.

ENCE 3,62 1,40%

Ence destinará además parte del crédito a financiar la construcción de su planta papelera en Uruguay. Esta iniciativa le supone una inversión de más de 600 millones de dólares (491 millones de euros) hasta 2008.

Ence acordó suspender el pasado mes marzo, y por un periodo de 90 días, los trabajos de construcción de esta fábrica, ubicada en Fray Bentos (Uruguay), sobre el río Uruguay, que marca la frontera con Argentina. Las dudas sobre el impacto medioambiental de la planta provocaron graves conflictos entre ambos países y movilizaciones en la provincia fronteriza.

Ence aceptó reajustar su calendario de obras, paralizando la construcción de la fábrica como gesto de 'apoyo al diálogo entre ambos países'. En la actualidad, está a la espera del informe de impacto medioambiental solicitado por el gobierno del argentino Néstor Kirchner.

La papelera planea, con la construcción de esta planta, impulsar la producción, reducir costes y explotar nuevos mercados. La papelera comenzará su actividad de modo parcial en 2008 y alcanzar su capacidad máxima para 2010.