Inmobiliaria

El grupo británico Ocean View acusa a Aifos de presunta estafa

El grupo británico Ocean View Properties ha interpuesto una querella criminal en el juzgado de instrucción número 3 de Málaga contra la inmobiliaria española Aifos por delitos de estafa y apropiación indebida.

La compañía denuncia que cientos de ciudadanos británicos, a los que ha vendido viviendas contratadas con el grupo Aifos, han sido estafados por la compañía española, a través de la venta de inmuebles 'que no sólo no se encuentran construidos sino que en algún caso ni siquiera Aifos era dueña de las parcelas y, a pesar de conocer la inseguridad de poder obtener la titularidad del terreno siguió firmando contratos de compra venta', según la querella a la que ha tenido acceso Cinco Días. Ocean View reclama a Aifos 20 millones de euros.

Las promociones en las que se han producido las actividades presuntamente delictivas de Aifos son Colinas de Estepona, Calahonda Hills y Balcones. Ocean View afirma tener la seguridad de que las cantidades pagadas por su empresa a Aifos 'se han integrado directamente en el patrimonio de la querellada, habiendo dispuesto de ellas para su propio negocio' y en ningún caso para la construcción de las viviendas vendidas.

La británica cuenta en la querella que Aifos remitió por error un correo electrónico a uno de sus clientes en el que decía a sus empleados 'que no les comunicaran a los clientes la ausencia de licencia y que hicieran hincapié en que hemos comenzado la construcción'. Este periódico habló ayer con un directivo de Aifos pero no pudo lograr contestación respecto a esta cuestión.

Ocean View es un grupo británico que vende viviendas en la Costa del Sol, cuya construcción encarga previamente a un socio local. Tiene una facturación anual que ronda los 565 millones.