Cosntrucción

Eiffage frenará la entrada de Sacyr en su consejo

Eiffage está inquieta. La tercera constructora francesa parece no tener claras las intenciones de la constructora Sacyr Vallehermoso y no lo quiere como primer accionista. Por este motivo, el presidente, Jean-François Roverato, ha orquestado una minoría de bloqueo para impedir que el grupo español entre en el consejo. Asegura que ha logrado agrupar un 33,33% de los derechos de voto, frente al 31,8% que ostenta Sacyr.

En este bloque opositor incluye a los empleados accionistas que a través de la Sicav Eiffage 2000 tienen el 20,2%, al inversor belga Albert Frère (que fue accionista de FCC, a través de Compagnie Nationale à Portefeuille), con el 6,1% y a Caisse des Dépôts, que el mes pasado alcanzó el 3% en el capital. Esto suma un 29,3% del capital. Pero Eiffage también se arroga la autocartera del 3,7% (títulos de la propia compañía) para llegar al 33%. Así puede lograr el 33,33% de los derechos de voto.

Con esta armadura, quiere impedir que en la junta de accionistas del próximo día 19 se apruebe la ampliación del consejo a cuatro nuevos miembros, que son los que ha solicitado Sacyr en proporción a su condición de primer accionista alcanzada el miércoles. Los representantes serían el presidente, Luis del Rivero -que ha llevado personalmente la operación de desembarco en Eiffage-, el tercer accionista y vicepresidente Juan Abelló; el consejero delegado, Manuel Manrique, y el consejero-director general de medios y ex BBVA, Vicente Benedito.

'Nuestra postura sigue siendo de oposición a que Sacyr esté en el consejo', declaró una portavoz de Eiffage a este periódico.

Sin embargo, para poder votar en contra de los nuevos representantes de Sacyr harían falta más apoyos, hasta el 51%, según el escenario que se ha marcado la quinta constructora española.

La rival y ahora participada francesa no descarta que aparezcan nuevos opositores antes del próximo martes, día tope para acreditar la participación para acudir a la junta.

Silencio de BP France

De momento, la gestora FMR, perteneciente a la estadounidense Fidelity se desentiende. O al menos eso se puede interpretar después de que ayer anunció que reduce su presencia del 5,2% al 0,7%, según la agencia Bloomberg.

Otro accionista que aún no se ha pronunciado es BP France, filial de la petrolera británica BP, que cuenta con 2,3%. El resto del accionariado está compuesto por fondos de inversión, que normalmente no se implican en las actuaciones de los consejos.

El grupo español insiste en que no quiere lanzar una opa (oferta pública de adquisición) y que su intención es quedarse en el capital de Eiffage para desarrollar negocios conjuntos. No es descartable que emprenda una negociación con la cúpula de la francesa.

El hecho de que Sacyr se haya convertido en primer accionista de Eiffage (socio de ACS en el AVE a Perpiñán) no fue bien recibido por el mercado. La acción se desplomó hasta perder el 9,5%, influida también por el anuncio de FMR, y cerró a 131,4 euros tras el rally plagado de máximos que ha experimentado desde que el grupo español entró en el 28 de febrero en el capital.

Pese a la caída de ayer, Eiffage ha subido un 49% en mes y medio, con lo que Sacyr (y el resto de accionistas) acumulan importantes plusvalías. En el caso de la española, superan los 200 millones.