Diseño

Glamour y moda en la vivienda

Coche con marca, bolso con marca, ¿vivienda con marca? La construcción de residencias adaptadas al estilo de vida de los vecinos es una tendencia frecuente en ciudades cosmopolitas como Nueva York o Los Ángeles. En Madrid, Lar Crea, del Grupo Lar, y Landscape, sociedad inversora inmobiliaria del Banco Sabadell, llevan el glamour y el mundo de la moda al sector de nueva vivienda.

El primero de sus proyectos es Panorama, un edificio de 75 metros de altura, situada en Isla Chamartín, un conjunto urbanístico completado con otras seis torres y parcelas de edificación baja, rodeado de un bosque de 11.000 metros cuadrados. Un Manhattan residencial junto al Manhattan financiero que se está levantando al norte del Paseo de la Castellana en el marco de la Operación Chamartín.

El edificio es fácilmente reconocible en el entorno. El arquitecto Jerónimo Junquera se ha inspirado en la catedral de San Marcos de Venecia para levantar una fachada de diferentes colores, texturas y formas. El sistema de construcción aplicado prescinde de pilares, salvo en la estructura central del edificio, y el sistema de calefacción por hilo radiante suprime los radiadores, con lo se aprovecha todo el espacio.

Pensando en las personas que se mueven por modas y tendencias y buscan el diseño y el lujo, los promotores han pedido a Tomás Alía que cree viviendas adaptadas a este perfil. El responsable del diseño de la Gran Vía para la boda del Príncipe, ha decorado cinco pisos piloto, cada uno con un estilo diferente. Se inspira en la obra del fotógrafo Helmut Newton para crear una vivienda con predominio del blanco y negro, en la que destaca una cama con baldaquino. Alía ha instalado una habitación infantil, igual que en la vivienda Happy, más atrevida, en colores rojo y verde. Regency y Order son las propuestas más clásicas y en East Coast recurre a aceros y maderas naturales.

Son cinco opciones, pero los clientes pueden personalizar cualquier apartamento. El Grupo Lar no puede concretar las tarifas de Tomás Alía, pero sí los precios de las viviendas que oscilan entre los 298.000 (un dormitorio, 50 metros cuadrados útiles) y 1 millón (dúplex y loft, 140 metros). El garaje eleva el precio en 22.000 euros. Todas las viviendas comparten sauna, gimnasio, solárium, piscinas y club social.