Casinos

Cirsa invertirá 169 millones en el Caribe y Chile, y estudia implantarse en Macao

Cirsa quiere seguir apostando por su división de casinos, la más rentable del grupo. La multinacional catalana, propiedad de la familia Lao, tiene previsto invertir 169 millones de euros para financiar su expansión en Latinoamérica, que se concentrará principalmente en Chile y en el área del Caribe. El vicepresidente del grupo, Manuel Lao Gorina, e hijo del fundador de la compañía, Manuel Lao Hernández, señaló que las áreas con mayores posibilidades de crecimiento son las islas de Bahamas y Aruba, donde la compañía firmará en breve un nuevo proyecto. En el mercado chileno, han presentado proyectos en siete de las 18 licitaciones abiertas en el país para nuevos establecimientos. La compañía quiere operar bajo la marca Majestic, que ya utiliza en algunos de sus casinos ubicados en hoteles de las cadenas Hilton y JW Marriot.

El grupo con sede en Terrassa también quiere dar el salto al continente asiático. En este sentido, el director de la división de casinos, Eduard Rabassa, explicó que están analizando y manteniendo contactos para desarrollar proyectos en la ciudad china y ex colonia portuguesa de Macao, donde se está desarrollando un modelo de ciudad de ocio similar al de Las Vegas. Asimismo, la compañía, que acaba de inaugurar su segundo casino flotante en la ciudad de Buenos Aires, ha presentado una oferta para construir un centro de juego en la ciudad de Rosario.

El mercado español también entra dentro de sus planes. Lao indicó que Cirsa podría presentarse a un eventual concurso para la adjudicación del casino de Lloret de Mar (Gerona). 'Estaríamos muy interesados en poder demostrar en Cataluña el modelo de éxito que ya hemos desarrollado en América Latina'. El ejecutivo comentó que la salida a Bolsa de la compañía para financiar su expansión no está en sus planes inmediatos, aunque 'no la hemos descartado'.

La división de casinos, formada por 14 centros de juego tradicionales y 38 electrónico en nueve países, obtuvo unos ingresos de 288 millones de euros en 2005, un 13% más. Este negocio emplea a 5.800 trabajadores.