CincoSentidos

Un ágape a pie de barra

Van por la octava edición y, si los pronósticos se cumplen, la de este año espera superar con creces las expectativas. La Semana del Pincho de Navarra, que se celebra desde hoy sábado hasta el próximo domingo 2 de abril, se ha convertido en todo un acontecimiento en la capital pamplonica.

Si en 2005 participaron 81 establecimientos, este año serán 90, 76 de la ciudad y el resto de otras poblaciones de la región como Barañain, Cordovilla, Villava, Olave, Tafalla, Estella, Ayegui, Muniain de la Solana, Castejón, Tudela y Sos del Rey Católico. Por eso no es extraño que se bata el récord de ventas del pasado año, cuando se vendieron más de medio millón de pinchos. Y es que, como manifiesta Jorge Sauleda, presidente de la Asociación de Hostelería de Navarra, entidad encargada de su organización, 'hay bares que facturan más que en San Fermín. Es toda una fiesta'.

El folleto informativo editado por la asociación hostelera propone distintos recorridos por los bares y cafeterías que participan en la semana, ofreciendo los establecimientos implicados el horario de degustación y los pinchos que se pueden tomar en cada local (se puede solicitar en el tel.: 948 268 412).

A 3,75 euros

Por un precio único de 3,75 euros (dos pinchos, sin incluir bebidas) todos los que se acerquen estos ocho días a Pamplona y el resto de localidades implicadas podrán probar 180 elaboraciones 'imaginativas y exclusivas' -según establece en las bases la organización-, creadas ex profeso para este acontecimiento gastronómico.

Un auténtico festín en miniatura que en la mayoría de las propuestas de esta semana se basan en los argumentos culinarios de la cocina tradicional navarra, puesta al día en técnicas, conceptos y ejecución.

Los productos autóctonos navarros con denominación de calidad (alcachofas de Tudela, pimientos de piquillo de Lodosa, espárragos de Navarra, cordero y ternera con lábel de calidad de esta Comunidad, quesos de Roncal e Idiazábal y productos ecológicos) son los principales ingredientes de los pinchos, que se enriquecen con la aportación de delicatessen como el foie, el chatka, o el pato, entre otras muchas, trabajadas con planteamientos muy actuales.

Concurso

El altísimo nivel gastronómico de los establecimientos participantes en esta Semana Navarra del Pincho se pone a prueba en el concurso al mejor pincho de las jornadas en las categorías de oro, plata y bronce.

Un jurado compuesto por periodistas gastronómicos y cocineros de prestigio valora la creatividad, presentación, color, armonía, textura, aroma, sabor y sencillez de degustación, de las casi doscientas elaboraciones que se podrán disfrutar estos días.

En la última edición el bar del restaurante Don Pablo, en Pamplona, se hizo con el máximo galardón por su 'pequeña sablé de lámina de callos con chistorra ahumada y teja de cebolla'.