Valores

Inditex recurre al gancho del dividendo

La mejora de la remuneración al accionista centrará la presentación de resultados de la próxima semana

Costes de explotación, evolución de ventas en los primeros meses del año y, sobre todo, remuneración al accionista. Esos serán los asuntos centrales en la presentación de resultados de Inditex, el próximo miércoles 29. El consejero delegado, Pablo Isla, aterrizó en la compañía en junio del año pasado con la promesa de mejorar la remuneración al accionista, tradicionalmente uno de los puntos débiles de la empresa de Amancio Ortega. Una vez cerrado el año fiscal- que en Inditex concluye en enero- los expertos esperan ahora el anuncio del dividendo extraordinario y la nueva política de remuneración. Las cuentas están abiertas. BNP Paribas calcula que el pago extraordinario puede ascender a 0,42 euros por acción (algo más de 260 millones de euros), mientras que el Banco Urquijo no descarta un rango de 0,5 a 0,55 euros (entre 310 y 350 millones).

'Cuando la compañía anunció en diciembre que iba a revisar su política de dividendos eso gustó al mercado, las acciones han reaccionado bien', confirma Ignacio Romero, de Urquijo Bolsa.

Con la subida acumulada en Bolsa por el valor, el dividendo es la herramienta para atraer a los inversores. Las acciones han comenzado bien el año, con una revalorización del 10,24% desde enero. Pero además vienen de un tirón del 45,8% desde julio de 2005, cuando la incertidumbre sobre los resultados precipitó la caída de la cotización. Las acciones subieron ayer un 0,4% y cerraron a 30,37 euros. Los analistas coinciden en que la valoración ya está ajustada.

INDITEX 23,89 -0,33%

'No es una acción barata, aunque tampoco es cara', asegura David Navarro, analista de Inversis. 'El PER estimado la relación entre de las acciones y el beneficio esperado para 2006 es de 20 veces. Puede parecer alto para una empresa de consumo, pero no lo es tanto si se tiene en cuenta que el crecimiento esperado es del 28%', completa Navarro

Inversis cifra en 34-35 euros el potencial máximo de Inditex a corto plazo, dentro de un contexto de Bolsa alcista, mientras que el soporte propiciado por la sustanciosa remuneración al accionista estaría en 28 euros.

Para los expertos, el pago al accionista dependerá también de cuánto dinero se destinará a la expansión internacional. 'Inditex opera bajo ocho marcas, con cerca de 2.700 tiendas en más de 48 países, pero España aún representa cerca de la mitad de los beneficios', recuerda UBS.

'Lo llamativo es que con un crecimiento anual de 450 tiendas aún tenga esa capacidad de caja y una situación financiera de endeudamiento cero', destaca David Cabeza, de Renta 4. Para esta sociedad de valores, la cuenta que hay que hacer en los dividendos es la total, ya que el ordinario y el extraordinario se pagarán a la vez. Renta 4 prevé un importe entre 400 a 450 millones de euros; de 0,64 a 0,72 euros por acción.

A la clave del dividendo se une la de los resultados, Inditex ha batido por dos trimestres consecutivos la expectativas del mercado. La cuestión ahora es si lo conseguirá por tercera vez.

La presión de los márgenes

La proliferación de tiendas de la cadena Inditex -el número de locales ha pasado de 1.060 a casi 2.700 en sólo cinco años- ha elevado la preocupación de los analistas sobre la presión en los márgenes, provocada por el aumento de los costes de explotación. 'Esa es una de las claves. Con este ritmo de expansión es imposible que no haya presiones en los márgenes. Pero si la compañía consigue contener los costes de explotación, esto puede desembocar en revisiones al alza', apunta David Cabeza. Inditex ya sorprendió en el tercer trimestre, cuando el crecimiento de los costes se situó en el 21%, frente al 26% del trimestre anterior.

Esta dinámica ha reforzado el optimismo de algunos expertos. 'Asumiendo que, desde un punto de vista operativo, el negocio continúa creciendo bien y los costes están contenidos, el precio actual de las acciones no refleja de ninguna manera el valor a largo plazo de Inditex. Por eso creemos que las acciones deberían continuar apreciándose', afirma Rebecca McClellan, de BNP Paribas. El banco francés da un precio objetivo para Inditex de 33 euros por acción.