_
_
_
_
_
Inmobiliario

El paso del ladrillo a la obra civil

Llanera ficha a 60 ex directivos de Dragados para crecer

Los grandes grupos inmobiliarios españoles que han crecido en los últimos años al calor del boom dirigen ahora sus inversiones al extranjero, una vez que el mercado español da síntomas de saturación. Otros han decidido diversificar su negocio y convertirse en algo más que compañías inmobiliarias.

El grupo valenciano Llanera es uno de los que quiere diversificar y que en el futuro el negocio del suelo pierda peso. Dicen en la compañía que su objetivo es el de convertirse en un referente nacional para el sector de la construcción, de las concesiones y de los servicios. Para ello la empresa está creando un equipo de profesionales que impulsará la transformación del grupo y ha fichado a 60 ex directivos de Dragados que pondrán nuevo rumbo a la compañía.

Llanera cuenta para esa metamorfosis, que según las previsiones de sus directivos se desarrollará durante el próximo lustro, con su experiencia en el sector inmobiliario y el valor de sus activos. Llegado el momento, el grupo espera que el inmobiliario suponga solo un 25% de su negocio y que servicios, construcción y concesión representen cada uno otro 25% de su facturación.

La empresa posee siete millones de metros cuadrados de suelo construibles valorados, según Richard Ellis, en 700 millones de euros.

Además proyecta la construcción de entre 30 y 35 complejos de golf a lo largo de la costa mediterránea peninsular, desde el Algarve (Portugal) hasta la comunidad valenciana. La compañía firmó precisamente a finales del pasado año un contrato para patrocinar al equipo de fútbol Charlton Athletic, de la primera división inglesa, por cerca de 10 millones de euros para convertirse en el patrocinador principal del club londinense durante los próximos cuatro años y medio. El grupo valenciano espera así darse a conocer entre la población de Reino Unido, de donde prevé que procedan numerosos compradores de sus promociones relacionadas con el golf.

Llanera, fundada por Fernando Gallego en 1988 y dirigida en la actualidad por sus dos hijos, ha iniciado ya esa diversificación y en la actualidad opta a la adjudicación de obras a las que se ha presentado en alianza con otros grupos. Es candidato a la construcción de la línea dos de Metro de Valencia con FCC y Lubasa, un contrato valorado en 42 millones de euros; se ha presentado con OHL al concurso para construir el auditorio de Torrevieja y el ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia y se ha aliado con Acciona para la edificación del hospital de Vinaroz. Además gestiona 2.000 plazas de parking en Valencia y con Elecnor ha resultado ganadora en el concurso para la urbanización de Tulell de Alzira.

La próxima adjudicación a la que aspira es la construcción del nuevo estadio de fútbol del Valencia, que posiblemente se decida el próximo mes. El proyecto del grupo Llanera está valorado en 305 millones de euros. La compañía aspira a que en un futuro próximo pueda acudir también con otros grupos de construcción o servicios a contratos en el extranjero.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_