'Telecos'

Jazztel se saltó el pacto con Ya.com para no dar ADSL porque lo considera ilegal

Jazztel ha enseñado sus armas. La compañía admite que ha podido violar el acuerdo firmado con Ya.com de no rivalizar con ella en el mercado residencial de ADSL, pero esgrime que lo ha hecho porque el ex presidente Varsavsky rubricó un pacto nulo e ilegal.

El futuro de Jazztel está en manos de un juez. La compañía ha centrado su nueva estrategia en extender el ADSL entre el mayor número posible de clientes particulares y lo que está en discusión es su capacidad legal para hacerlo.

El problema radica en un acuerdo firmado en 2000 entre la operadora ahora presidida por Leopoldo Fernández Pujals y Ya.com. Se suscribió en abril de ese año y se modificó pocos meses después, en septiembre, cuando Jazztel vendió Ya.com a Deutsche Telekom.

Los responsables de este pacto fueron los fundadores y antiguos ejecutivos de Jazztel, con Martín Varsavsky a la cabeza, que, presuntamente, se comprometieron a que su compañía no competiría tras la venta con Ya.com en el mercado de banda ancha a clientes particulares.

Así lo ha denunciado Ya.com en los tribunales, después del desembarco masivo que ha hecho la operadora en este campo con la llegada de Pujals.

Las dos empresas ya se han visto las caras en los juzgados. El pasado 15 de febrero tuvo lugar la audiencia previa. Y habrá juicio. La vista se ha fijado para el 12 de septiembre.

Lo desvela Jazztel en el informe de litigios que acompaña a sus cuentas anuales y allí es donde reconoce que existe un pacto de no competencia.

La operadora no da más detalles sobre este aspecto, pero su argumentación no intenta convencer al juez de que no ha violado el acuerdo, sino de que el pacto es nulo. La responsabilidad, así, se traspasa al equipo de Varsavsky, al que se acusa de contravenir las normas comunitarias y de competencia nacional.

'Jazztel considera en primer lugar', dice el informe, 'que la cláusula en la que se estableció el citado pacto de no competencia es nula en cuanto que infringe el artículo 81 del Tratado de la Comunidad Europea y el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia'. Ambos se refieren a determinadas prohibiciones que existen a la hora de firmar acuerdos que falseen o restrinjan la competencia.

Pero por si acaso el juez considera que el pacto no entra en las categorías prohibidas y, por tanto, nulas, Jazztel añade que Ya.com ha consentido su entrada en el mercado residencial desde 2002.

La compañía esgrime que su incursión en este territorio no es nueva, sino continuada en el tiempo y por eso se extraña de que Ya.com haya tardado tanto en denunciarla si contaba con un acuerdo válido para atacar.

Lo cierto, sin embargo, es que Jazztel se ha dedicado en el pasado al mercado residencial, pero sobre todo al de telefonía, mientras que el de banda ancha lo tenía reservado más para las corporaciones. Así lo atestiguó el que fue consejero delegado de la compañía, Roberto de Diego, en la presentación de unos resultados en 2004. 'Seguimos enfocados hacia los clientes empresariales', aseguró. De esta orientación dan fe las cifras. A mediados de ese año, Jazztel tenía 4.884 usuarios de ADSL, frente a los más de 220.500 que tiene ahora. También los datos de publicidad indican la escasa llegada de la operadora al público masivo, ya que en 2004 se gastó menos de 2,4 millones en anuncios, frente a los casi 30 millones de 2005.

En su tercer argumento, Jazztel vuelve a validar la existencia del contrato, ya que asegura que Ya.com también lo ha incumplido, puesto había prometido, según la denunciada, renunciar al mercado empresarial y no lo ha hecho.

Incluso si se acepta 'la validez de la cláusula de no competencia', concluye Jazztel, la empresa tiene réplica. Según asegura, ha transcurrido ya el plazo establecido en el contrato, así que la cláusula no tiene validez.

Las opciones proporcionan casi 4,3 millones de ganancia para el consejo

En Jazztel tienen opciones sobre acciones hasta los consejeros independientes. Es la filosofía de la compañía, que considera que ésa es la forma de retener a los profesionales, sean del tipo que sean y tengan el cometido que tengan. Esta política sólo tiene una excepción: los trabajadores de Jazzplat, la filial que se ha creado en Argentina para dar los servicios de atención telefónica.

Y las stock options no son meros premios de consolación. En el caso de Jazztel y dada la fuerte subida que ha tenido en Bolsa, las ganancias son elevadas.

De ello dan fe las plusvalías que han logrado durante el último ejercicio los consejeros actuales o pasados de la firma. En total, son 4,26 millones de euros de ganancia bruta los que se han repartido, al margen de salarios y dietas.

La mayor partida ha sido para el ex consejero delegado Roberto de Diego. Según la información de las cuentas anuales de Jazztel, el ejecutivo recibió 3,37 millones de euros de plusvalías con el ejercicio de sus opciones.

Luis Fernando Velasco, con 510.000 euros, fue el segundo consejero que más rendimientos sacó a sus opciones, seguido de Eduardo Merigó, José Ortiz, Javier Ibáñez y Luis Carlos Croissier.

En total, estos consejeros ejecutaron más de seis millones de opciones. Durante el ejercicio les fueron concedidas 2,13 millones más, así que todavía les quedan 2,98 millones.