_
_
_
_
_
Turismo y ocio

Hoteles Fiesta invertirá 150 millones en su nueva oferta de ciudad

Hoteles Fiesta, cadena vacacional de la familia Matutes, inicia su andadura en el segmento urbano con la apertura de diez hoteles en las principales ciudades y una inversión de 150 millones de euros en dos años.

El grupo Fiesta tiene como prioridad centrarse en el segmento de hoteles de ciudad. 'Ya tenemos una presencia consolidada, con 43 hoteles vacacionales en España y en el Caribe, por lo que pretendemos desarrollar una tercera división en el segmento urbano donde sólo tenemos tres hoteles', explican en la cadena.

En el plazo de dos años, Fiesta abrirá diez establecimientos con una inversión de 150 millones de euros. Los dos primeros hoteles que inaugurará estarán situados en Barcelona y le seguirán Madrid, Valencia y Sevilla. La cadena pretende extenderse por la Península e incluso entrar en nuevos mercados como Portugal, Italia, Francia y Países del Este.

Fuentes del grupo turístico señalan que estos hoteles de ciudad tendrán un nuevo nombre en el futuro. Se dirigirán, en parte, al cliente de empresas ya que 'queda hueco para trabajar', explican en el grupo.

Para llevar a cabo el desarrollo de aperturas en este negocio urbano, contará con la colaboración de varias entidades, entre ellas Viajes El Corte Inglés, grupo líder en reservas para empresas, según fuentes del sector. La filial del grupo de distribución explica que 'suele colaborar con otras empresas de la misma forma, sobre todo, en la comercialización de las estancias hoteleras'.

En lo que se refiere a establecimientos de ciudad, Fiesta sólo cuenta con el Gran Colón de Madrid, un hotel en Valencia, el Fiesta Hotel Teria, y en Barcelona, el Caspe. En la Ciudad Condal pretende abrir su segundo establecimiento de la mano de su socio Landon, propiedad de la familia Gallardo.

La cadena también ha realizado una profunda reforma en sus dos edificios hotel Gran Colón de Madrid, buque insignia de la cadena.

La mayoría de los nuevos establecimientos serán de categoría de cuatro estrellas y estarán explotados tanto en propiedad como en gestión y arrendamiento. Para desarrollar estas últimas fórmulas, el grupo mallorquín irá acompañado de socios locales, como lo están haciendo sus competidoras. Así, sigue la tendencia del hotelero gestor que tiende a unirse a un socio inversor de la construcción o inmobiliario.

Fuera de España, donde los precios son más bajos, como Portugal y países del Este, la cadena Fiesta también buscará oportunidades de inversión en núcleos urbanos y alcanzará un número importante de activos.

La cadena de hoteles vacacionales cambió de estrategia precisamente después de que dos de sus establecimientos de El Caribe se vieran afectados por los huracanes el pasado año en Rivera Maya México (ya operativos). La compañía mallorquina centra su estrategia en el segmento urbano justo cuando las cadenas de ciudad giran su política de inversiones hacia el negocio vacacional del Caribe.

No abandonará el negocio del Caribe

Pese a que la cadena del grupo Matutes tiene previsto potenciar su actividad urbana, no abandonará su negocio de sol y playa y de El Caribe, donde está presente desde sus inicios. En Jamaica, prevé levantar cuatro complejos este año. Allí ha adquirido varios terrenos para levantar en dos fases los cuatro complejo, con un total de 2.000 habitaciones. El año pasado anunció una inversión de 57 millones en un proyecto de México, donde se incluyen tres establecimientos que sumaron 826 habitaciones a su cartera.Otro de los negocios nuevos de la empresa es el turismo rural. El pasado verano, Fiesta abrió su primer hotel de este segmento en Sa Talaia, en Ibiza (Baleares). El grupo Matutes participa también el touroperador TUI, con el 2,5% del capital.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_