'Telecos'

Jazztel duplica pérdidas y retrasa dos años las metas del plan Pujals

Jazztel ha confirmado los augurios de los analistas. Cuando el nuevo presidente de la compañía, Leopoldo Fernández Pujals, presentó en noviembre de 2004 sus objetivos financieros y operativos a cuatro años vista, el mercado expresó abiertamente sus dudas. Hoy, después de incumplir las previsiones para 2004 y 2005, Jazztel ha tirado la toalla. Las metas del plan de negocio que tenían que conseguirse en 2007 se retrasan dos años y no se lograrán, según la compañía, hasta 2009.

Los 1.000 millones de ingresos, por tanto, no se alcanzarán hasta esa fecha y en 2007 se quedarán entre 650 y 690 millones, según el nuevo plan de negocio. Para este año, la renovada previsión supone unas ventas de 380 a 410 millones, frente a los 587 calculados inicialmente y desde los 248 millones de 2005.

También se ha retocado el Ebitda, que no será positivo en 2006, como se había prometido, sino entre 2007 y 2008. El beneficio neto tampoco llegará el año que viene y habrá que esperar a 2009 o, en el mejor escenario, a 2008.

Jazztel achaca este retraso 'a los resultados financieros y operativos de 2005 y al posicionamiento competitivo de Jazztel'. No culpa, por tanto, a Telefónica, pero en la nota que acompaña a estas declaraciones se hace un repaso pormenorizado a las cuatro denuncias que ha interpuesto la empresa presidida por Pujals contra el ex monopolio por, presuntamente, poner trabas a su desarrollo.

Incumplimientos

El preludio al cambio del plan de negocio ha sido el desarrollo de 2005. Jazztel incumplió las promesas financieras realizadas para 2004, pero el ejercicio estaba muy avanzado cuando Pujals llegó, así que parte de la suerte estaba echada.

La situación de 2005 es distinta. La responsabilidad completa es del actual equipo gestor y los resultados no han sido los prometidos. Las cuentas presentadas ayer han estado por debajo de lo previsto, aunque Jazztel ya había avisado de ello en noviembre.

Las ventas se han situado en 248 millones, un 20% más, mientras que el Ebitda negativo se ha hundido hasta los 126,5 millones, casi ocho veces más que en 2004, y las pérdidas se han duplicado, para llegar a 177,6 millones.

Tampoco los datos operativos han cumplido lo prometido. Jazztel cerró el año con 220.565 clientes de ADSL contratados, aunque sólo 131.392 estaban en servicio. Esta cifra está lejos del objetivo de 359.676 conexiones de banda ancha previsto para ese periodo.