El análisis de la semana

Los planes bursátiles marcan distancias con el resto

El tirón alcista de las Bolsas durante esta última semana, la quinta consecutiva en la que los mercados han cerrado con ganancias, han situado ya a los planes de pensiones especializados en renta variable con clara ventaja sobre el resto mientras los planes de renta fija a largo plazo y, en menor medida, los garantizados, se deprimen un poco más, unos en pérdidas, otros con rendimientos muy mediocres.

Los planes de renta variable no llevan el mismo ritmo que el Ibex 35 (ganan un 5,9% en lo que va de año frente a cerca del 10% del selectivo español) porque la cartera de los planes españoles de tipo bursátil está muy diversificada en Bolsas de todos los mercados importantes del exterior. Y de momento la Bolsa española se sitúa con clara distancia sobre el resto de los mercados europeos o norteamericanos y por supuesto asiáticos, sólo superada por cinco mercados emergentes que siguen presentando este año muy buenas perspectivas de crecimiento. Precisamente, el hecho de que algunos planes bursátiles dediquen una parte de su cartera a los mercados emergentes explica las grandes diferencias entre el grupo más selecto de planes de renta variable, cuyas ganancias rondan o superan el 10% en lo que va de año, y los más rezagados, que ofrecen incluso pérdidas en este periodo. Las ganancias de las Bolsas se extienden también a los planes de renta variable mixta, que acumulan en el año una subida media del 3,5%, a los de renta fija mixta, aunque en este caso las rentabilidades son bastante más moderadas, un 1,2% desde que comenzó el año.

El resto de los planes de pensiones ofrece un panorama pobre en resultados ya que las subidas de tipos de interés a largo plazo, que en los últimos días han vuelto a reflejar el empeoramiento de los mercados de bonos, han impedido cualquier reacción en estos segmentos en los que se encuentra la mayor parte del dinero de los partícipes, condenados de momento a muy bajas rentabilidades.