Competencia

Microsoft publica documentos inéditos del proceso europeo por monopolio

Microsoft publicó ayer en su página de Internet documentos hasta ahora secretos del proceso antimonopolio seguido por la Unión Europea. El gigante del software intenta probar con ellos que ha cumplido las sanciones impuestas por la Comisión, que ya afirmó hace dos semanas que corresponde a las autoridades europeas si la compañía ha satisfecho la exigencia de informar a sus competidores para que puedan crear programas compatibles. Lo que está en juego es una multa de hasta dos millones de euros diarios por incumplir las sanciones por competencia desleal impuestas en 2004.

Se trata de un texto de 74 páginas que bajo el título 'Respuesta de Microsoft a las objeciones de la Comisión' en el que Microsoft insiste en que las autoridades europeas le "han negado su derecho a la defensa" al impedir el acceso a documentación del caso. También afirma la compañía que en ningún momento se ha negado a proporcionar los documentos que se le han requerido. Entre los documentos hechos públicos por la compañía de Bill Gates se incluye un intercambio de cartas entre su presidente ejecutivo, Steve Ballmer, y la comisaría de la Competencia de la Unión Europea, Neelie Kroes.

"La transparencia es de una importancia vital en lo que puede ser un proceso muy opaco en Bruselas. Hemos decidido hacerlo accesible para que la gente pueda entender el tema", dijo Horacio Gutiérrez, el consejero general asociado de Microsoft en Europa.

Diferencia de criterios

La Comisión dice que Microsoft no ha cumplido con las exigencias que le impuso en 2004 por la violación por parte de la empresa de las reglas antimonopolio. En particular, la Comisión dice que Microsoft no proporcionó la documentación requerida en un formato adecuado.

"Microsoft ha suministrado esta documentación en un formato apto de acuerdo con las prácticas de la industria", dijo la empresa en la introducción a sus documentos. La compañía está ofreciendo los documentos de defensa que envió en respuesta a un comunicado de objeciones de la Comisión, menos los secretos empresariales, pero no tiene previsto hacer públicas las objeciones de la Comisión. La Comisión considera que esas objeciones son confidenciales.

"Estamos analizando cuidadosamente la respuesta de (Microsoft) y después de que haya tenido la oportunidad de presentar sus argumentos en la audiencia oral decidiremos si se le impone o no la multa diaria", dijo el portavoz de la Comisión Jonathan Todd. La audiencia, aún sin fecha definida, será cerrada.

Una multa de 497 millones de euros

En el 2004, la Comisión consideró que Microsoft usaba el dominio de su sistema operativo Windows para perjudicar a fabricantes rivales de software de servidores de grupos de trabajo, usado para impresoras, introducción de claves y acceso a archivos de grupos pequeños de ordenadores conectados.

Microsoft fue multado con 497 millones de euros y se le ordenó que suministrara interconexiones para que los competidores pudieran tener su software de servidores para trabajar igual de bien que con ordenadores con Windows de Microsoft.