Aeroportuario

BAA marca nuevo máximo entre rumores de interés de Macquarie

La posibilidad de tener más pretendientes además de Ferrovial animó en Bolsa al primer gestor de aeropuertos del mundo, la compañía británica BAA. Marcó máximo de nuevo, por segunda vez desde que el grupo español de construcción y servicios admitió el pasado día 8 que estudiaba comprar el 100%. El socio de Ferrovial en aeropuertos y autopistas, el grupo australiano Macquarie podría lanzar también una oferta.

La prensa australiana se hizo ayer eco de las informaciones que recogía la británica el fin de semana sobre esta posibilidad. The Daily Mail apuntaba que el grupo financiero con una importante división de infraestructuras habría contratado a una consultora para la operación, que puede costar más de 12.000 millones de euros. The Independent apuntaba como asesor al ex ministro de Transportes, Lord Macdonald of Tradeston. Varios analistas consultados rechazaban la semana pasada sacar de las quinielas como posible interesado al grupo australiano, que gestiona un aeropuerto en Reino Unido con Ferrovial.

Si bien, Macquarie rechaza hacer comentarios, afirmó una portavoz. Oficialmente, sólo ha dicho que no ha recibido contactos para formar parte del consorcio con el que Ferrovial haría la compra.

Los rumores sobre otro comprador se dejaron notar en las acciones de BAA, que subieron un 1,40%. El propietario de los siete principales aeropuertos británicos, además de otros en Hungría, Australia, Italia y EE UU, se ha encarecido casi un 27% desde que Ferrovial hizo su anuncio y vale ya 13.460 millones de euros. El grupo que controla la familia Del Pino aún sopesa si lanza una oferta en metálico que acometería con socios financieros. Ha negociado con la Caisse du Québec y el Gobierno de Singapur. Ayer cayó en Bolsa un 1,25%.