Política

Zapatero confirma al PSOE su esperanza sobre el final de ETA

El presidente del Gobierno transmitió ayer a la dirección de su partido que el último comunicado de ETA no frena sus expectativas sobre un final dialogado de la violencia. José Luis Rodríguez Zapatero advirtió que no va a permitir que se frustren las esperanzas de paz.

Los miembros de la Ejecutiva federal del PSOE esperaban con impaciencia escuchar de boca de Zapatero el análisis que hace el Gobierno del comunicado emitido por ETA el pasado sábado en el que elude hablar de una tregua aunque tampoco le cierra las puertas. El presidente no profundizó en los datos que se manejan en La Moncloa, pero sí confirmó su optimismo sobre el proceso que puede iniciarse en cuanto la organización terrorista de el paso del alto el fuego.

A la hora de dar cuenta del contenido de la reunión con el presidente, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, resumió: 'Hay condiciones para transitar por el camino hacia la paz'. Blanco recordó para sustentar el optimismo de Zapatero que el próximo jueves deben cumplirse mil días sin un atentado mortal de ETA. En nombre de la ejecutiva socialista, emplazó al líder del PP, Mariano Rajoy, 'a que colabore en la búsqueda de la paz, a que apoye a las víctimas del terrorismo sin manipularlas y a que si se abre una esperanza cierta de paz, que esté del lado de quienes la impulsan y no de quienes desean frenarla'.

Blanco reivindicó la legitimidad del Gobierno que preside Zapatero para 'intentar el fin de la violencia', en coherencia con los ensayos promovidos por otros gobiernos anteriores, y señaló que Rajoy puede pasar a la historia como el único líder de la oposición 'que se niega a colaborar en la búsqueda de la paz'.

A juicio de un alto dirigente socialista, intentar anticipar los próximos movimientos de ETA supondría incurrir en la especulación. Aunque es cierto que el Gobierno esperaba ya un alto el fuego de la banda, también lo es que da por descontados numerosos altibajos en el proceso que pueden tener que ver con varios factores: desde el temor de la dirección de ETA a emitir hacia sus activistas más radicalizados un mensaje en clave de rendición que pudiera dar lugar a una escisión -un escenario que a toda costa quiere evitar Batasuna- hasta la posibilidad de que los interlocutores de la izquierda abertzale no estén midiendo fielmente los equilibrios de fuerzas dentro de la organización terrorista.

El etarra Parot no podrá salir de prisión hasta 2020

El Tribunal Supremo decidió ayer acumular las condenas del etarra Henri Parot en una sola pena de 30 años, que deberá cumplir íntegramente, bajo el criterio de que las redenciones se le apliquen sobre condenas individuales y no sobre la pena acumulada. Con esta decisión, no saldría de prisión hasta el año 2020.

En coherencia con esta decisión, los ex dirigentes de ETA Francisco Múgica Garmendia y Santiago Arrospide Sarasola, extraditados desde Francia en 2000 y cuya excarcelación estaba prevista para 2020, no saldrán de prisión hasta 2030, ya que les será de aplicación la sentencia dictada ayer por el Supremo.

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, afirmó que la sentencia 'transmite tranquilidad al conjunto de la ciudadanía con respecto al rigor con el que el Poder Judicial trabaja contra el terrorismo'.