Comercio

La UE estudia restricciones a la importación de calzado chino y vietnamita

La Unión Europea estudia imponer restricciones a la importación de calzado de piel procedente de China y Vietnam tras hallar 'pruebas de peso' de que los dos países asiáticos están vendiendo por debajo del coste de fabricación ('dumping').

Las medidas, que tienen que recibir primero el visto bueno de la Comisión y de la mayoría de Estados miembros, consistiríaan en una tarifa adicional del 20% sobre la actual, que empezaría a aplicarse a partir del 7 de abril.

Esta iniciativa podría desencadenar una nueva guerra comercial con China similar a la que se vivió el año pasado por las limitaciones a la importación del textil.

Además, amenaza con reabrir las divisiones entre los países productores de calzado, como Italia o España, que apoyan las restricciones, y los Estados miembros nórdicos, que defienden una mayor liberalización. El portavoz de Comercio del Ejecutivo comunitario, Peter Power, explicó ayer que tras una investigación de nueve meses y varias visitas de funcionarios comunitarios a Vietnam y China, se ha descubierto que en ambos países el Estado interviene activamente en el sector del calzado de piel, mediante financiación barata, ventajas fiscales para las empresas, y una tasación al alza de los activos. 'Existen pruebas tanto de 'dumping' como de daño' a la industria europea del calzado, destacó.

Entre abril de 2004 y marzo de 2005, la UE importó de China 95 millones de pares de zapatos de piel, y de Vietnam 120 millones. Estas cifras representan incrementos del 320% y del 700%, respectivamente, en comparación con el año anterior, cuando todavía estaban vigentes las cuotas a la importación.