Franquicias

McDonald's invertirá 163 millones en tres años para abrir 90 restaurantes

McDonald's, que celebra su 25 aniversario en España, quiere reafirmar su liderazgo como cadena de hamburgueserías y para ello invertirá 163 millones de euros en tres años para abrir 90 restaurantes.

Después de unos años en los que la multinacional de la hamburguesa ralentizó su crecimiento en España para centrarse en la remodelación de locales y en mejorar la calidad, McDonald's vuelve de nuevo a pisar el acelerador. El líder del sector de la comida rápida prevé incorporar 90 nuevos restaurantes entre 2006 y 2008, lo que supondrá unas inversiones de unos 163 millones de euros, según explicaron ayer en rueda de prensa el presidente de España y responsable para el sur de Europa, Philippe Walch, y la directora general de la filial española, Patricia Abril. A cierre de 2005, la enseña contaba con 355 establecimientos.

Con este plan, McDonald's no alcanzará aún el ritmo de aperturas de 2001, cuando inauguró 36 restaurantes, pero sí pone distancias con la política que ha mantenido desde 2003 en que la media de incorporaciones por año se situaba en una docena. Precisamente, esta decisión de ralentizar su crecimiento para remodelar las tiendas y cambiar de imagen coincidió con el impulso que quiso dar su gran competidor Burger King a su presencia en el mercado español.

En 2006, la compañía líder prevé abrir 25 nuevos establecimientos y remodelar otros 12 con una inversión total de 46 millones de euros y la creación de unos 1.250 puestos de trabajo. Estas cifras suponen duplicar el ritmo de aperturas mantenido desde hace tres años. De hecho, en 2005, el gigante de la hamburguesa estrenó 12 restaurantes y remodeló siete, con una inversión de 18,5 millones, lo que generó unos 600 nuevos empleos. Tanto las incorporaciones como las reformas se realizaron para adecuarse al estilo I'm lovin'it, que la enseña quiere imponer en todo el mundo.

En todo caso, las aperturas estarán condicionadas 'al factor inmobiliario', según reconoció ayer el presidente, Philippe Walch. McDonald's, que es propietaria de los locales en los que se instalan sus restaurantes, condiciona su apertura a la idoneidad de la ubicación. Y es que gran parte del éxito del negocio depende de la selección del entorno.

El negocio aeroportuario

En este sentido, el directivo europeo destacó el cambio que se ha producido en la concesión de espacios comerciales aeroportuarios, donde ya habían intentado entrar hace tiempo. McDonald's ha logrado la concesión de dos establecimientos propios en el nuevo Barajas, uno de ellos junto al Puente Aéreo de la nueva T-4. Es la primera vez que la cadena entra en los aeropuertos españoles y su intención es seguir acudiendo a aquellas licitaciones que se pongan en marcha.

'En Barajas habíamos intentado entrar hace tiempo pero no había sido posible porque sólo había una concesión para una única empresa que era la encargada de gestionar toda la restauración del aeropuerto. Ahora, sí hemos podido concursar para la adjudicación de un solo restaurante y la hemos ganado', comentó Walch. Para estos espacios, la cadena ha elegido una decoración diferente (de colores más vivos y con énfasis en la alimentación saludable) que sólo existe en otros tres locales en Europa.

La inversión realizada en el local que hay junto al Puente Aéreo supera los 1,1 millones de euros, pero el total invertido en los dos restaurantes de la nueva T-4 más el que también ha ganado en el aeropuerto de Palma de Mallorca suma 2,6 millones, según explicó Patricia Abril. El establecimiento balear aún está pendiente de inauguración.

Tras las dos incorporaciones de Barajas, McDonald's cuenta en España con 357 restaurantes, que se elevarán hasta los 445 en el plazo de tres años, según los planes de crecimiento desvelados ayer por la filial. Esto supone, asimismo, un impulso a la estrategia de la cadena que el pasado mes de septiembre anunció su intención de abrir 150 locales en 10 años. Estas estimaciones se realizaron coincidiendo con el fichaje de Patricia Abril (anterior directora general de Burger King en España y Portugal) como responsable de la filial española de McDonald's.

Un 25% más de ensaladas que hace dos años

McDonald's España cerró el pasado ejercicio con una facturación de 612 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 5,7% sobre el año anterior. Para este año, en el que celebra a bombo y platillo su 25 aniversario en España, la cadena prevé 'seguir creciendo en ventas a un ritmo más rápido que el de este año', según el presidente.

Parte de este crecimiento provendrá de las ensaladas, cuya venta se ha incrementado en un 25% en sólo dos años. Aunque la compañía no quiere facilitar los datos de ventas por segmentos, sí reconoce que desde que se puso en marcha la nueva estrategia de comida sana, las ensaladas están teniendo una gran acogida entre sus clientes. 'De todos modos, la parte fundamental del negocio sigue siendo la hamburguesa y las patatas fritas', matiza Walch.