æscaron;ltima

El Mundial de Alemania es el negocio del año en Brasil

Los comerciantes esperan un aumento del 40% en ventas de artículos de deporte y televisores

Brasil se prepara para lo que va a ser el mayor acontecimiento del año. Ni las elecciones presidenciales, que tendrán lugar en octubre, ni el mismísimo carnaval compiten con la Copa del Mundo de fútbol de Alemania, que se celebrará este verano. El fútbol ha sido la mayor fuente de alegrías de los brasileños, que llevan orgullosos la etiqueta de pentacampeão, por las cinco victorias en este campeonato.

Esa afición genera negocio y este año confluyen dos factores para obtener beneficios récord: el horario de los partidos -que se juegan de día, no de madrugada como pasó en la pasada edición en Japón- y, sobre todo, una selección brasileña que con varios de los mejores jugadores del mundo arranca como favorita. 'Es el momento de invertir. Si las empresas no lo han hecho ya deben empezar a pensar cómo sacar provecho de la Copa', aconseja Leonardo Lenz Cesar, director de productos de Top Sports, la empresa que tiene los derechos de emisión en Brasil de las ligas europeas.

Los especialistas estiman que por cada euro invertido en una Copa se ganan casi cuatro, pero ese beneficio se puede duplicar en el caso de Brasil. Los negocios con mejores previsiones son los de televisores -sobre todo los de 50 pulgadas, que cuestan unos 9.000 euros- y los artículos deportivos. En ambos casos se esperan un aumento de las ventas del 40%-50%.

Eduardo Rosenberg, propietario de las tiendas Roxos e Doentes, de artículos de fútbol, va a abrir entre cinco y ocho tiendas nuevas en São Paulo para aprovecharse de la ocasión. 'No hay ninguna otra competición que genere tanto negocio. Espero aumentar las ventas por lo menos un 40%', afirma. 'Ya en 2002 la experiencia fue buena, pero este año va a ser mejor', prevé. Las camisetas de la selección son el producto estrella, pero también hay demanda de gorras y banderas.

Además de las dedicadas a artículos deportivos, como Nike y Adidas, empresas de todos los sectores quieren aprovechar el tirón. Nivea y Mastercard hacen concursos para ganar un viaje a Alemania y Santander Banespa -la filial brasileña del Santander- acaba de lanzar una campaña publicitaria con los héroes del país, Ronaldo, Ronaldinho, Robinho, Roberto Carlos, Kaká y Cafu como protagonistas.

Incluso el Gobierno quiere sacar provecho del talento de la selección brasileña y va a promover en Alemania el comercio y las inversiones. 'Este es el momento propicio para los negocios, ya que hay una gran empatía entre el pueblo alemán y el brasileño y somos uno de los favoritos para ganar el torneo. La atención está puesta en Brasil', explica Juan Quirós, presidente de la Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones. En la campaña se comparará a los ídolos del fútbol con los grandes iconos del país en otros sectores, como la moda, la arquitectura, la medicina y la economía. 'Queremos mostrar que, como en el fútbol, las empresas brasileñas engloban una enorme diversidad de talentos', añade. El Gobierno espera hacer negocios por 350 millones de euros.

Además del comercio, los bares y restaurantes se beneficiarán de la afición nacional al fútbol. Y es que los días que juega la selección millones de personas salen a la calle a comentar los partidos y celebrarlos, si es el caso. El ambiente es festivo, porque la Copa del Mundo se convierte en fiesta nacional. 'Brasil simplemente se detiene', resume Lenz Cesar.