CincoSentidos

El precio de la gasolina cambia el estilo de vida

Usar menos el coche (45%), aprovechar más los viajes (37%) o recortar gastos no imprescindible de la casa (22%) son los tres primeros nuevos hábitos que los conductores de Europa han adoptado a consecuencia de la subida continuada del precio del combustible. Según los datos que arroja la encuesta Global Oline realizada por ACNielsen entre internautas de 42 países, uno de cada tres europeos se ve 'muy afectado' por la subida del combustible.

Empezar a usar el transporte público (20%) es otra alternativa también extendida. Pero dejar de usar el coche (3%), compartir viajes (8%), comprar coches de bajo consumo (8%) son medidas de escaso seguimiento. Como así señala Frank Martell, presidentes de ACNielsen Europa, 'el bajo consumo se ve como un coste añadido, pero si el precio del petróleo continúa aumentando, el factor petrol-friendly se convertirá en esencial al comprar un vehículo nuevo'.

La posibilidad de utilizar un transporte alternativo al coche también se muestra muy residual. Tan sólo un 5% dice haberse pasado a la bicicleta y un 2%, a la moto.

Por países, mientras el 30% de los alemanes y de los suizos dice haberse apuntado al transporte público, en España este porcentaje baja al 23%. Y es que los españoles son de los europeos que menos han cambiado sus hábitos por el alto precio de la gasolina. Sólo el 35% afirma usar menos el coche, el 13% afirma haber recortado otros gastos y un escaso 1% dice pasarse a la bici o la moto.