Francia

Mal fin de año para la economía francesa

La economía de Francia no acaba de arrancar. Los malos resultados del último trimestre, cuando el PIB sólo aumentó un 0,2%, han contribuido a empeorar la cifra de crecimiento económico del año, que se sitúa al 1,4%, frente al 3,4% que creció España o al 9,9% de China, la economía más dinámica del mundo. (Alemania, en cambio, sólo creció un 0,9%).

Además del mediocre crecimiento del Producto Interior Bruto francés, menor de lo esperado por el Gobierno, la producción industrial bajó un 0,2% en diciembre, y el comercio exterior desplomó.

Los analistas esperaban una expansión de la economía del 0,5% durante los tres últimos meses del año, que dejaría en el 1,6% la cifra anual. El Gobierno era incluso más optimista: Había adelantado que la cifra total de 2005 podría incluso alcanzar el 2%, según explica el diario económico frances Les Echos. No ha sido así. Soplan malos vientos para el barco de la economía francesa.

El causante de este mal es esencialmente la producción industrial de diciembre. æpermil;sta ha reculado un 0,3% respecto a noviembre, por la producción manufacturera, la energía y el sector agroalimentario, fundamentalmente.

Además, la balanza comercial ha confirmado el déficit histórico de Francia en la relación entre exportaciones e importaciones. En 2005, el déficit fue de 26.459 millones de euros. Sólo el mes de diciembre dejó un agujero de 3.100 millones.

Una mala manera de comenzar 2006. Más, al tener en cuenta que las previsiones anuales de crecimiento de una economía se realizan analizando los resultados del último trimestre del precedente ejercicio y del primero del año.

Aún así, el ministro galo de finanzas parecía tranquilo. Hoy ha anunciado unas previsiones de crecimiento para 2006 de entre el 2% y el 2,5%.