Financiación autonómica

Castells quiere adelantar la nueva financiación a 2007

El consejero de Economía de la Generalitat catalana, Antoni Castells, ha pedido al vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, adelantar a 2007 la puesta en marcha del nuevo sistema de financiación autonómica. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, no lo cree posible hasta 2008.

El responsable de Economía de la Generalitat catalana, Antoni Castells, afirmó que ha hablado con el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, sobre la posibilidad de adelantar un año la puesta en marcha del nuevo sistema de financiación autonómica para que pueda entrar en vigor en 2007, 'aunque sea de forma gradual'. Esta posibilidad supondría adelantar un año el proceso, puesto que el ministro de administraciones Públicas, Jordi Sevilla, anunció el martes pasado que la remodelación del nuevo sistema no podría estar lista hasta 2008.

Las declaraciones de Sevilla se produjeron al término de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que fijó un calendario para plantear una propuesta a finales de este año y poner en marcha el sistema a principios de 2008. Antoni Castells explicó ayer que 'sería posible adelantar un año' la aplicación de las nuevas medidas. Castells aprovechó la ocasión para referirse a las comunidades autónomas con sistema foral (País Vasco y Navarra) que 'deberían integrarse en el régimen común de solidaridad'.

El consejero de Economía explicó que Cataluña no ha querido escapar en ningún momento a los modelos de solidaridad, argumentando que en el texto del Estatut (artículo 202.4) 'ya no existe ninguna referencia a los sistemas forales', y que el pacto con el PSOE tenía una 'inspiración federal'.

Sobre la posibilidad de instaurar una Agencia Tributaria propia, Castells destacó que 'se trata de simplificar la vida al contribuyente, por lo que está prevista la creación de una ventana tributaria única'. El consejero catalán de Economía remarcó la mejoría de los sistemas de bilateralidad y la equiparación del Estatut con la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca).

Castells defendió que el acuerdo alcanzado 'es de características similares' al aprobado en el Parlamento catalán el 30 de septiembre. En cambio, el portavoz de ERC, Joan Ridao, repitió ayer la necesidad de mejorar la financiación pactada.

La Generalitat reconoce menos transferencias

Castells reconoció en la rueda de prensa de ayer que la Generalitat recibirá un recorte importante de transferencias después de la remodelación del sistema de financiación. Así, Castells criticó los cálculos que ha realizado CiU, que estiman ingresos de más de 4.300 millones de euros con el aumento de la recaudación por IRPF, IVA e impuestos especiales. El consejero de Economía no sólo no aventuró ninguna cifra sino que afirmó que esta cifra es falsa, porque al incremento de ingresos hay que restar el recorte 'normal' de transferencias.

Castells concluyó poniendo como ejemplo la última negociación de CiU con el PP en 2002, por la que 'la Generalitat pensó que ingresaría 4.472 millones y al final el aumento se quedó reducido a 250 millones, porque las transferencias se redujeron en más de 4.000 millones'.