Comercio

Las ventas de los híper crecen por encima del sector y se sitúan en 38.100 millones, un 5% más

Las ventas del comercio minorista crecieron el año pasado alrededor del 1,5%, mientras que las grandes superficies lo hicieron en un 5,4%, al situarse en 38.100 millones de euros, según comentó ayer en una reunión con periodistas Javier Millán-Astray, director general de Anged, la patronal de los hipermercados. Las ventas de 2004 fueron de 36.126 millones.

Durante 2005, la gran distribución ha abierto 11 hipermercados (cuatro Carrefour, tres Alcampo y cuatro Eroski), además de los cuatro grandes almacenes de El Corte Inglés, lo que suma un total de 15 frente a los 12 del año anterior (10 híper y dos grandes almacenes). Estas aperturas han permitido crear unos 7.000 nuevos empleos, lo que supone 2.500 más que los generados en 2004 (el peor año de la década para Anged, según su director general).

Millán-Astray reconoce que las empresas englobadas en esta patronal han incrementado sus plantillas de forma conjunta en un 3%, por encima de la media del sector, que fue del 2,5%.

Para 2006 prevé una evolución en línea con la del año pasado, tanto en número de aperturas como en empleo.

Plan de comercio

Millán-Astray aprovechó también para comentar el plan de comercio interior puesto en marcha por el Gobierno que valoró positivamente y calificó de riguroso y serio, aunque comentó que echaba en falta algunas medidas fiscales concretas. En este sentido, se refirió a los impuestos específicos que algunas comunidades imponen a las grandes superficies y que el año pasado supusieron un pago conjunto de 30 millones de euros entre Asturias, Aragón y Cataluña.

También abogó por una mayor libertad de horarios comerciales para mejorar productividad y competitividad. La gran distribución confía en que una vez aprobada la Directiva de Servicios de la UE, se eliminen las moratorias que establecen las comunidades autónomas y se alivie la excesiva fiscalidad que soportan estas empresas.

Por otra parte, Millán Astray aseguró que su organización 'no tiene nada en contra de Asedas', la patronal de los supermercados, al ser preguntado sobre las trabas que ésta encuentra para entrar en la CEOE. En lo que sí insistió es en el mayor crecimiento de superficie que experimentan los supermercados frente a los híper por impedimentos administrativos y la necesidad de defenderse.