Planes de pensiones

Los planes bursátiles inician el año con resultados decepcionantes

El desconcertante inicio de 2006 en los mercados bursátiles, especialmente en el de Japón aunque también en EE UU, ha colocado a las Bolsas europeas ante una situación poco clara que se está traduciendo en una inestabilidad excesiva, para desconcierto de los inversores y de los partícipes de los planes de pensiones. Un año que se anticipaba como bueno para la renta variable no ha hecho más que alimentar los temores de los inversores desde casi su inicio.

Los resultados conocidos esta misma semana (aún con carácter provisional) de lo sucedido en el año 2005 sirven por el momento para mitigar la preocupación de los inversores, ya que la cosecha que han obtenido los planes durante 2005, sobre todo en la renta variable, ha sido la mejor en muchos años y constituye un excelente punto de partida para el año 2006. Las ganancias medias de los planes de renta variable se situaron el pasado año por encima del 19,2% en promedio y los mejores planes lograron mejoras en su valoración del orden del 40%. Precisamente son los planes que mejor resultado lograron el pasado año, los especializados en mercados emergentes, los que lideran en este nuevo curso las ganancias de la renta variable, ya que los especializados en la Bolsa de Japón y en algunos otros mercados desarrollados están ofreciendo por el momento rendimientos decepcionantes.

En los segmentos más defensivos, los planes de renta fija están, sin embargo, haciendo honor a las mediocres previsiones que se barajaban, ya que los tipos a largo plazo presentan una ligera tendencia alcista, que se traduce en un deterioro del valor de los activos de los planes de renta fija, en especial de los que operan en mercados de medio y largo plazo. Estos pobres resultados y el frenazo que han experimentado algunos mercados bursátiles junto a la caída del dólar ante el euro están afectando también de forma negativa a los planes de tipo mixto, los que más patrimonio manejan.