_
_
_
_
_
Mercados

El petróleo y el miedo a los malos resultados desatan las pérdidas

El enésimo repunte del petróleo y las malas noticias sobre resultados en los sectores de tecnología y telecos se tradujeron ayer en pérdidas generalizadas en todas las Bolsas. El Ibex cedió un 0,85%, lastrado por los descensos sufridos por los grandes valores del índice.

Las ganancias de las Bolsas se difuminan. El Ibex perdió ayer un 0,85% en la que supone su cuarta jornada negativa del año. El índice aún sube un 0,67% en el balance del año, pero las ganancias llegaron a superar el 2% hace sólo una semana. La marejada que domina el petróleo (crisis diplomática de EE UU y la UE con Irán, ataques guerrilleros contras las instalaciones petrolíferas de Nigeria, fortaleza del consumo...) provocaron ayer que el barril de Brent subiera un 2% y sobrepasara los 64 dólares, introduciendo el miedo en todas las Bolsas.

Londres cayó un 0,72%; París, un 1,01%; Fráncfort, un 0,99% y Milán, un 0,75%. Los números rojos también llegaron a Wall Street. El Nasdaq cayó un 0,62%, mientras que el S&P 500 y el Dow Jones registraron pérdidas respectivas del 0,36% y el 0,58%.

En Madrid, los pesos pesados del Ibex fueron los grandes responsables de que el Ibex terminara en 10.806,3 puntos, el nivel más bajo desde el 2 de enero. Santander cayó 0,88%; Telefónica, un 0,93% y BBVA, un 1,04%. Estas tres compañías representaron más de un tercio de la caída del índice. Sólo cuatro valores cerraron con ganancias. REE (0,67%), Sacyr (0,41%), Metrovacesa (0,27%) y Gamesa (0,16%).

En Europa, al encarecimiento del petróleo se sumó la preocupación por los resultados. La jornada comenzó con la noticia de que Getronics no había logrado sus objetivos de rentabilidad en 2005. Las pérdidas se contagiaron rápidamente al sector, que descendió un 1,13%.

Las telecos vivieron otra jornada de vértigo. Al igual que hace una semana, el sector volvió a ser el peor de Europa. Las pérdidas medias fueron del 1,36%. Para muchos expertos, las empresas de telecomunicación son de las pocas que tienen potencial de revalorización este año. Pero las operadoras no ganan para sustos. Credit Suisse rebajó las previsiones de ventas y beneficios para Deutsche Telekom (-1,02%). El rumor de que Telecom Italia (-3,21%) puede secundar a France Télécom y hacer pronto una advertencia sobre resultados completó el cuadro negativo para la industria.

Los inversores aún esperan unos excelentes resultados corporativos, pero empieza a cundir en el mercado la idea de que van a predominar más las sorpresas negativas que las positivas.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_