_
_
_
_
Telefonía móvil

Móviles pierde 5,5 puntos de cuota en su peor año en Brasil

Brasil es el principal mercado de Telefónica Móviles después de España, pero también es uno de los más competitivos del Nuevo Continente. Y la rivalidad ha pasado factura. A la caída de márgenes se ha unido la pérdida de cuota. Son 5,5 puntos menos en un año que se reparten Carlos Slim y Telecom Italia.

Los datos son de Anatel, el regulador de las telecomunicaciones brasileñas, y dicen que el ejercicio de 2005 fue un año récord para la telefonía móvil del país. En sólo doce meses se sumaron más de 20,6 millones de clientes, lo que lleva el total a 86,2 millones de usuarios a cierre de año. Pero la pujanza del mercado lo convierte también en uno de los más competitivos del continente y, puesto que Telefónica Móviles parte de una posición de liderazgo, es ella la que más está sufriendo.

A diferencia de otros países donde la competencia es sólo cosa de dos, Brasil cuenta con la característica de tener tres jugadores fuertes. La sociedad conjunta de Telefónica Móviles y Portugal Telecom, Vivo, debe así enfrentarse a su archirrival en Latinoamérica -América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim- y a Telecom Italia.

Los resultados no se han hecho esperar. La guerra de precios y ofertas ha impactado en Telefónica, que se ha dejado por el camino 5,5 puntos de cuota de mercado. Según los datos de la compañía, Vivo comenzó el ejercicio con el 40% del mercado. Con las cifras de Anatel en la mano, lo ha cerrado con el 34,54%, en lo que supone la mayor pérdida de cuota en un año desde que la operadora española se alió con Portugal Telecom y desembarcaron unidas en la telefonía móvil brasileña.

Los datos de la agencia reguladora de las telecomunicaciones dan la posibilidad de convertir en cifras de clientes los porcentajes de cuota. Puesto que Vivo tiene el 34,54% de un mercado de 86,2 millones de usuarios, la conclusión es que las aliadas hispano-lusas cerraron 2005 con casi 30 millones de clientes en el país latinoamericano.

La buena noticia es que, pese a la competencia y a la pérdida de cuota de mercado, Vivo ha ganado clientes en el ejercicio. En concreto, son más de 3,2 millones de usuarios nuevos captados en 2005. La mala nueva es que esta cifra es casi la mitad de los logrados en 2004 o 2003 y que dice poco de la capacidad de Vivo para liderar las captaciones en un año récord en consecución de nuevos clientes para el resto.

De los casi 21 millones de usuarios que se han pasado a las filas del móvil, sólo un 15% lo ha hecho al equipo de Telefónica Móviles y Portugal Telecom.

Esta caída de cuota, con todo, coincide con el replanteamiento que ha hecho Telefónica de su estrategia en Brasil. La operadora ha pisado el freno, ha reducido la agresividad de sus ofertas y ha reenfocado su política comercial en busca de los clientes de mayor gasto y más fidelidad.

Todo estos cambios tienen por objetivo último mejorar la rentabilidad de la compañía. En los últimos años, Vivo se ha dedicado a captar clientes y a luchar por ganar la mayor parte posible del crecimiento del mercado. Ahora, Telefónica Móviles y Portugal Telecom prefieren racionalizar los desembolsos y mejorar la calidad de su cartera de usuarios.

La primera muestra se está viendo este mismo año, con el nuevo plan de inversores. Las socias han previsto una reducción de los desembolsos del 20%, que pretende dar lugar a medio plazo a la recuperación de los márgenes de rentabilidad.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_