_
_
_
_
Farmacia

El nuevo mapa de la distribución de fármacos

La entrada de operadores logísticos tradicionales en el negocio de la distribución de productos farmacéuticos y la nueva Ley del Medicamento han impulsado la fusión de Cofares y Hefame. Las empresas tratarán ahora de expandir su política de integración en Portugal, Italia y Francia.

La competencia de operadores logísticos como DHL o Logista en el negocio español de la distribución de productos farmacéuticos, tradicionalmente controlado por cooperativas creadas específicamente para ello, ha impulsado la fusión entre los líderes nacionales del sector, Cofares y Hefame. La nueva Ley del Medicamento, que será aprobada este año, también ha propiciado la integración entre las empresas, un proceso que deberá ser aprobado por sus socios en junio de este año.

'La industria farmacéutica está utilizando operadores generalistas' explicó ayer Carlos González Bosch, presidente de Cofares y primer directivo de la recién creada Cofares-Hefame, 'y nos gustaría que cumplieran las mismas garantías que nosotros, que aseguren los suministros' añadió. La multinacional estadounidense Pfizer provocó el pasado año un cisma en el negocio de la distribución farmacéutica al asegurar que iba a repartir directamente sus medicamentos a las farmacias. Según el presidente de Hefame, Antonio Abril Sánchez, la iniciativa de Pfizer 'no es preocupante' para las cooperativas. 'No queremos que los laboratorios sustituyan a las cooperativas', apuntó González Bosch.

Por otro lado, la Ley del Medicamento, que será aprobada previsiblemente este año, 'introduce incertidumbres; el mercado farmacéutico va a cambiar', indicó el presidente de Cofares. La nueva ley afecta al negocio de las cooperativas como Cofares y Hefame por dos razones: potencia el sistema de la trazabilidad de los medicamentos y suprime la política de bonificaciones.

La operación ha sorprendido a firmas andaluzas que esperaban unirse con Hefame

La trazabilidad supone el seguimiento de los medicamentos desde que salen del almacén hasta que son vendidos. En la práctica esta medida acabará con el criticado -por parte de las compañías farmacéuticas- comercio paralelo de medicamentos (venta de fármacos comprados en España a otros países) y obligará a las empresas de distribución a invertir en sistemas informáticos y tecnológicos de seguimiento de producto.

El fin de las bonificaciones tiene como consecuencia que las distribuidoras no lograrán reducción de precios y otro tipo de prestaciones por parte de los laboratorios por adquirir más o menos mercancía.

Los directivos de Cofares y Hefame defienden la integración de las empresas para afrontar el incremento de la inversión necesaria para acometer el cambio legislativo. González Bosch indicó además que existen negociaciones avanzadas con otras cooperativas portuguesas para una posible adquisición, así como con otras empresas francesas e italianas.

¿Fusión entre iguales?

La unión entre Cofares y Hefame se ha presentado como una fusión entre iguales, pero en el sector pocos creen que no se trate realmente de una compra. 'Cofares no se ha comido a Hefame' aseguró ayer en rueda de prensa González Bosch. 'Es evidente que no es una fusión entre iguales, aunque es lo que se quiere transmitir', señalan fuentes del sector.

La operación, indican las mismas fuentes, ha provocado la sorpresa de cooperativas andaluzas que planeaban una unión con Hefame.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_