Conflicto laboral

ONO anuncia una regulación de empleo del 21,7% de la plantilla

El grupo de telecomunicaciones ONO ha comunicado hoy a los sindicatos su previsión de iniciar un expediente de regulación de empleo que podría afectar hasta 1.000 trabajadores, lo que supondría el 21,7% de la plantilla. Con la medida pretende mejorar su eficiencia tras la adquisición del cable de Auna.

Según indicó la firma en un comunicado, en los próximos días se determinará la fecha de la convocatoria formal de apertura del periodo de consultas y de la posterior constitución de la mesa negociadora.

ONO explicó que "este paso" es una de las medidas que la compañía está poniendo en marcha tras la adquisición de AUNA "con el objetivo de mejorar la eficiencia y la productividad a través de la unificación de los procesos y sistemas, así como la optimización organizativa, dotando al grupo de una mayor capacidad competitiva".

El grupo subrayó además su objetivo de lograr "una mejora sustancial" de la calidad del servicio a los clientes "a través de una revisión de todos los procesos".

Fuentes de CCOO señalaron que analizarán los argumentos de la empresa para realizar este ERE y ver si hay razones objetivas para reducir la plantilla. En todo caso, creen que la cifra de 1.000 trabajadores sobre los 4.600 de la plantilla le parecen excesivos, sobre todo por el hecho que ONO y Auna ofrecían sus servicios en demarcaciones diferentes por lo que, en principio, no parece que pueda haber tantas duplicidades de funciones.

ONO cuenta con una red propia de fibra óptica de 45.000 kilómetros en cuya construcción ha invertido un total de 8.000 millones de euros.

Ofrece servicios de teléfono, televisión e internet de banda ancha a particulares en Andalucía, Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja, Madrid, Mallorca, Navarra y Región de Murcia.