_
_
_
_
_
Fondos

Perspectivas para 2006

Los fondos seguirán siendo una de las mejores maneras de acceder a casi todo tipo de activos

En épocas de resumen y análisis de lo que ha sido el año 2005, se impone también repasar cuáles pueden ser las mejores opciones para los ahorros en este año que acabamos de comenzar, a través de fondos de inversión.

Una de las primeras consideraciones que resulta aconsejable hacer es que 2005 ha supuesto el tercer año consecutivo de subidas bursátiles, que en determinados tipos y áreas geográficas han sido muy destacadas. Cabría recordar que la renta variable se mueve al ritmo de ciclos, que suelen contener a su vez otros ciclos más cortos y de menor entidad, aunque éstos sean difíciles de predecir con exactitud. Un análisis de los mismos nos revela que no sería descabellado pensar que en el 2006, en contra de los que parece ser el consenso del mercado, pueda haber una corrección en algún momento del mismo de cierta magnitud. Podría tratarse de una caída de alrededor de un 10-15% en el transcurso de un par de trimestres, que vendría seguida de una lógica recuperación o rebote que ayudaría a maquillar los resultados para el año completo.

Más allá de las especulaciones, lo importante es recordar al inversor que en el 2006 la manida palabra precaución, probablemente, adquiera más sentido que en años anteriores. Es conveniente recordar que contra más volátil sea un activo de Bolsa, más violenta será su caída durante un periodo bajista. Por ello, la precaución ha de ser especial en los fondos de Bolsa emergente, algunos sectoriales o de pequeñas compañías, donde se impone el uso de medidas de stop loss o límite de pérdidas, en el caso de que empiecen a incurrir en pérdidas continuadas. El pasado mes de octubre fue, de hecho, un buen toque de atención para los partícipes de fondos de Bolsa emergente. Sadas las extraordinarias plusvalías acumuladas por muchos de ellos, pueden fijar límites de pérdidas bastante elevados a partir de los cuales se debe vender.

En cualquier caso, mientras los principales índices mundiales, con los norteamericanos a la cabeza, sigan con su tendencia alcista de fondo, es de esperar que los fondos de Bolsa continúen proporcionado ganancias. Un resumen de encuestas y opiniones de analistas varios situarían en el podio de favoritos para el nuevo año a la renta variable japonesa (probablemente pequeñas compañías mejor que grandes), renta variable emergente europea -en especial la de los países convergentes- y, dentro de la renta variable de la zona euro, la alemana por delante de la española.

El otro gran tipo de activo, la renta fija, ha venido sorprendiendo a los analistas en los dos últimos años, con los tipos de los bonos a largo plazo descendiendo a pesar de que los tipos de interés a corto fijados por los bancos centrales, en particular el norteamericano, han venido subiendo. Este año, a pesar de que los bonos españoles a 30 y 10 años bajaron su rendimiento en 71 y 42 puntos básicos respectivamente, con su consiguiente efecto positivo en los precios, los fondos de renta fija a largo, según la correspondiente categoría Lipper, proporcionaron una rentabilidad media modesta del 2,58%.

Las perspectivas para los fondos de renta fija están, por tanto, poco claras y quizás la apuesta más segura sean los monetarios y la renta fija euro a corto plazo, al calor de las posibles ligeras subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo, aunque esto siga siendo claramente insuficiente para cubrirnos contra la elevada inflación que seguimos padeciendo en España.

En ese posible entorno más complicado y de mayor volatilidad, algunos fondos monetarios dinámicos, que hasta hora han disfrutado de cierto éxito comercial pero de decepcionantes retornos, pueden convertirse en una opción acertada. Asimismo, los fondos de bonos ligados a la inflación, pueden seguir proporcionando rentabilidades medias superiores a los de deuda normal el próximo año, en un tipo de activo que se beneficiaría de tensiones inflacionistas y de posibles nuevas emisiones en Alemania, y superen el 3%.

Por último, no nos olvidemos de uno de los nuevos productos que más han decepcionado a los inversores en los dos últimos años, los fondos de retorno absoluto, que en su versión light actual, o a través de los futuros fondos de inversión libre, podrían aprovecharse de un escenario diferente. La elección de un buen producto y gestor es aquí más decisiva que en otro tipo de fondos.

Análisis. Diferencial en deuda emergente

El reciente rally disfrutado por el oro, su protección ante la inflación y los desequilibrios globales, lo convierte en un activo a tener en cuenta.Existen varios fondos a la venta en España que invierten en acciones de compañías mineras de metales preciosos y oro.Otro temor de algunos analistas es que vivamos una crisis del dólar. En este caso, no existen fondos específicos para rentabilizar este supuesto pero podemos reducir nuestra exposición al mismo estando invertidos en euros.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_