La guerra del gas

Gazprom restablece el suministro a Europa y vuelve a acusar a Ucrania de robar gas

La compañía gasista rusa Gazprom ha restablecido prácticamente el suministro de gas natural a Europa después de que anteayer quedara reducido significativamente por el conflicto que el gigante ruso mantiene con Ucrania. El portavoz de Gazprom, Sergei Kuprianov, ha asegurado que los trabajos de restablecimiento del servicio están ¢casi finalizados¢ y ha acusado de nuevo a Ucrania de robar parte del gas que pasa por su territorio.

Según Kuprianov, Ucrania ¢extrajo ilegalmente¢ ayer 118,7 millones de metros cúbicos de gas ruso destinado a Europa. ¢Ucrania sigue robando gas¢, ha dicho Kuprianov en conferencia de prensa, añadiendo que ¢Gazprom compensa [a sus clientes europeos] esta extracción ilegal de gas, pero no podrá hacerlo eternamente¢.

En todo caso, ha asegurado que ¢el trabajo de restablecimiento de suministro de gas a Europa está casi finalizado y Gazprom cumplirá todas sus obligaciones con los consumidores europeos¢, ha dicho Kuprianov. Varios países europeos que se vieron afectados por el corte de suministro del domingo han corroborado las declaraciones de Kuprianov. El Ministerio húngaro de Energía ha confirmado que el suministro es normal, los medios de comunicación de Croacia y Eslovenia -cuyo suministro se redujo ayer en un tercio- informan de que se han restablecido los niveles normales de servicio, y varias petroleras europeas han asegurado que el suministro de gas ha sido restablecido al 100%.

Mientras, el conflicto entre Rusia y Ucrania por el precio del gas continúa abierto. Kuprianov ha invitado a las autoridades ucranias a celebrar las negociaciones en público, ante las cámaras de la televisión. Por el momento, una delegación de la compañía ucrania Naftogaz viajará hoy a Moscú para proseguir con las conversaciones sobre el gas, según han indicado los servicios de prensa de Gazprom. Aunque no se conoce la composición de la delegación ucrania, la compañía rusa ha anunciado que se reunirán con directivos de Gazprom.

Rusia y Ucrania se encuentran embarcados en un conflicto sobre el gas natural, ya que Moscú ha decidido empezar a cobrar el gas que exporta a Ucrania a precios de mercado, lo que supone cuadruplicar el precio que viene pagando hasta ahora la antigua república soviética. Por ello, Rusia decidió el domingo por la mañana cortar el suministro en los gasoductos que abastecen a Ucrania, lo que supuso un descenso en el suministro a otros países de Europa, que se abastecen a través del gasoducto que pasa por Ucrania.