Pymes

Ayecue invierte 12 millones en una planta de cultivo de champiñones

Ayecue invertirá 12 millones de euros en una planta tecnológica para el cultivo integral del champiñón. La fábrica mejorará productividad y costes en un cultivo que concentra en La Rioja el 3% de la producción mundial.

El director general de la conservera riojana, Eduardo Cuevas, asegura que esta iniciativa tecnológica, denominada Champifresh, 'supone el mayor proyecto empresarial desarrollado en el sector en España'. La construcción de la nueva planta se desarrollará en dos fases. La primera culminará en el segundo semestre de 2006, con una inversión de siete millones y una capacidad productiva de 4.000 toneladas anuales. Esta cifra se elevará hasta las 8.000 toneladas en un segunda fase. La planta se ubicará en el término de Autol, al sur de la comunidad.

Cuevas subraya que la compañía pretende 'desarrollar un sistema productivo que permita mejorar la productividad y los costes a través de la optimización de las condiciones ambientales del cultivo, lo que redundará también en una mayor calidad'. La planta aplicará las últimas tecnologías en control climático y recogida, aspectos con una fuerte incidencia en la calidad y costos del producto.

En opinión del director general de Ayecue , 'el objetivo de Champifresh reside en el establecimiento de un macrocultivo de champiñón, que cubra desde la pasteurización del compost hasta la recogida y envasado del producto final'.

La iniciativa de la conservera adquiere una particular relevancia si se considera que La Rioja concentra el 60% de la producción nacional de champiñón y el 3% de la mundial. Se trata del cultivo más importante de la comunidad, superado únicamente por el sector vitivinícola. El proyecto contará con el apoyo del Gobierno autónomo, a través de la Consejería de Agricultura , y de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER).

Ayecue ha puesto en marcha un ambicioso plan estratégico hasta 2010 que tiene como objetivo situar a la empresa como líder mundial en el sector de los productos derivados del champiñón. La conservera inició su actividad en 1982 en Autol (La Rioja) y cuenta, además, con plantas en Cuenca, México y China. Su producción asciende a 42.000 toneladas anuales y ocupa a 355 trabajadores, además de generar 2.000 empleos indirectos.

La conservera riojana ha apuntado su crecimiento con fuertes inversiones. Además de los 12 millones destinados al proyecto Champifresh, Ayecue ha destinado otros cinco millones en un centro logístico integral en Alfaro (La Rioja), que se encargará de centralizar los procesos comerciales del grupo y de otras empresas agroalimentarias y sectores productivos instalados en la comarca riojabajeña.

Otros tres millones han servido para sufragar la construcción de su planta en China. La conservera riojana, que vende ya en 40 países, tiene, como objetivo a medio plazo, atender la demanda que se produzca en cualquier país del mundo.