Agencia Tributaria

Hacienda crea una unidad para grandes contribuyentes

La Agencia Tributaria anunció ayer la creación de una nueva delegación para realizar un servicio integral de asistencia y control a contribuyentes que, por su elevado volumen de operaciones o de rentas, requieren una asistencia altamente especializada e integrada.

Hasta ahora, los grandes contribuyentes estaban adscritos a la Oficina Nacional de Inspección Financiera y Tributaria, a la Oficina Nacional de Inspección de Aduanas y a la Oficina Nacional de Recaudación, que ejercían sus competencias sobre contribuyentes de todo el territorio nacional en el que actúa la Agencia Tributaria.

Con el objetivo de incrementar la coordinación entre las distintas áreas, en el Plan de Prevención del Fraude Fiscal se propuso integrar todas esas Oficinas en una única, que pasaría a denominarse Delegación Central de Grandes Contribuyentes, con competencias en todo el territorio nacional. La novedad es que dejan de separarse las funciones por departamentos y sólo se diferencian dos áreas: el área de control y el área de asistencia. También se modifican los criterios para determinar qué contribuyentes quedan incluidos en esta delegación.

En términos generales, quedarán adscritas a la Delegación Central de Grandes Contribuyentes aquellas sociedades o entidades cuyo volumen de operaciones, a efectos del IVA, supere los 100 millones de euros, o aquellas personas físicas cuya renta, a efectos del IRPF, supere el millón de euros o cuando el valor de sus bienes y derechos, (a efectos del impuesto sobre el patrimonio) supere los 10 millones de euros.

También se podrán adscribir a la Delegación Central otros contribuyentes, como pueden ser los que tributen en régimen de consolidación fiscal, o los que suministren un importante volumen de información a la Agencia Tributaria por encima de los 10.000 registros. En base a estos criterios, la Delegación Central de Grandes Contribuyentes puede llegar a incluir alrededor de 2.000 sociedades y cerca de 200 personas físicas.

Servicio integrado

Una de las novedades del proyecto es que ofrecerá un servicio de asistencia, gestión y control integrado, en lugar de que el contribuyente tenga que acudir a diferentes oficinas nacionales en función de la necesidad o actuación de cada momento.