Administraciones públicas

Zapatero anuncia un superávit del 1%

Las Administraciones públicas (Estado, Seguridad Social, comunidades y ayuntamientos) registrarán este año un superávit presupuestario superior al 1% del PIB, en el que será el primer saldo positivo de las cuentas públicas españolas en los últimos 32 años, según aseguró ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Anunció también una corrección al alza del crecimiento del PIB de este año en dos décimas, hasta el 3,5%.

El presidente del Ejecutivo, que clausuró la reunión del Patronato de la Fundación de Estudios Financieros en Madrid, comentó que en una situación de superávit superior al 1% del PIB 'se encontrarán muy pocos países de la UE'. Zapatero destacó además que el ratio de deuda pública sobre el PIB se situará este año en el 43%, una cifra que calificó de 'magnífica'.

Economía ya había adelantado que el saldo positivo del 0,1% del PIB estimado para el conjunto de las administraciones públicas se superaría de forma muy clara, debido a que por primera vez el Estado cerrará este año sus cuentas en superávit, frente al déficit del 0,5% del PIB inicialmente previsto, excedente que se unirá al superávit de más de un punto de la Seguridad Social. Estimaciones publicadas por Cinco Días el pasado 12 de diciembre apuntaban a un superávit global cercano al 1%.

Hacienda también cree posible que las comunidades autónomas, que han recibido más de 1.000 millones de euros derivados del acuerdo de financiación sanitaria, cierren sus presupuestos de 2005 en equilibrio (la estimación inicial era un déficit del 0,1%).

La revisión del programa de estabilidad elevará el saldo positivo de las cuentas en 2006

Las previsiones de superávit público, crecimiento económico y empleo de 2005 serán revisadas al alza a finales de esta semana por el Gobierno, aprovechando la actualización del Programa de Estabilidad 2006-2008, que remitirá a Bruselas antes de fin de año. La mejora del saldo presupuestario en 2005 tendrá reflejo en la previsión de superávit del 0,2% del PIB para 2006, que también se revisará al alza, aunque el Ejecutivo no ha concretado la cifra final.

Durante su intervención, Zapatero destacó que 2005 se cerrará también con cifras positivas en creación de empleo (más de un millón de nuevos puestos de trabajo) y crecimiento, y todo ello gracias a la aportación de las empresas españolas, que gozan, dijo, de una 'excelente salud'.

En este sentido, confió en que la economía española pueda mantener el próximo año estos datos tan favorables, mejorando su patrón de crecimiento para 'corregir' algunos 'desafíos pendientes', entre los que citó la elevada tasa de inflación o el déficit por cuenta corriente.

Además, el presidente recordó que en enero se dará el primer paso para la reforma fiscal, con la reforma del IRPF y del Impuesto de Sociedades. 'Seguiremos así convergiendo con Europa y sentando las bases de una sociedad más justa y cohesionada', dijo.

'En 2006, el Gobierno que presido va a tomar importantes iniciativas para lograr un crecimiento económico basado en el conocimiento, con mejores empleos y mayor cohesión social', continuó Zapatero, que añadió que la mejor forma de garantizar el futuro de los ciudadanos es invertir en conocimiento.

En este punto, avanzó que el proyecto CENIT, una nueva iniciativa de I+D+i en el marco del programa Ingenio 2010, ha cerrado su primera convocatoria con más de 50 proyectos, comprometiendo recursos de entre 20 y 40 millones de euros cada uno.

Durante su discurso, el presidente también aprovechó para hacer un repaso a tres reformas del ámbito laboral de las que dijo estar 'especialmente orgulloso', como son la Ley de Dependencia, la Ley de Igualdad y el Plan Concilia. De la primera resaltó que, además de generar un nuevo derecho, contribuirá a dinamizar la actividad económica a través de las nuevas fuentes de empleo asociadas a esta Ley. En cuanto a la Ley de Igualdad entre hombres y mujeres, subrayó que el proyecto estará listo en los próximos meses.

Código de buen gobierno para defender al pequeño accionista

El presidente Zapatero adelantó que el nuevo código de buen gobierno de las empresas abordará la definición de consejero independiente e incentivará la presencia de la mujer en puestos directivos.

Zapatero denunció que en 2004 las consejeras sólo representaban el 3% en el conjunto de empresas cotizadas. El presidente señaló que, tras actualizarse y armonizarse las recomendaciones que realizaron hace unos años las Comisiones Olivencia y Aldama, el proyecto de código unificado de buen gobierno se dará a conocer después de Reyes, para iniciar un proceso de diálogo y consulta pública.

Este nuevo código, explicó Zapatero, abordará cuestiones trascendentes para las cotizadas, como la definición de consejero independiente. El objetivo es, dijo, fomentar las prácticas de transparencia en materia retributiva y evitar que en los consejos de administración se obvien los intereses de los pequeños accionistas. El Ejecutivo ya ha dado un 'claro ejemplo' con un código de buen gobierno para los miembros del Ejecutivo y altos cargos. Zapatero avanzó que presentará en los próximos meses un código de buenas prácticas para empresas públicas y un código para los empleados públicos en los procesos de contratación.

Un estudio del FEF apoya el ingreso de España en el G-8

La Fundación de Estudios Financieros cree que España está legitimada para entrar en el grupo de los ocho países más industrializados (G-8), tras superar su peso económico y político al de Canadá.

æpermil;sta es una de las conclusiones recogidas en el estudio España y la nueva arquitectura económica y financiera internacional. El desafío del G-8, presentado ayer en un acto presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de honor de la Fundación. Zapatero estuvo acompañado por los secretarios de Estado de Hacienda y Economía, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y David Vegara, y por un nutrido grupo de empresarios, patronos de la Fundación, entre ellos el presidente del grupo Santander, Emilio Botín, y el de ACS, Florentino Pérez.

En la reunión fueron nombrados nuevos patronos de la Fundación Antonio Brufau y Rafael Montes, en representación de Repsol YPF y de FCC respectivamente. Además, se incorporaron como patronos independientes Juan Costa, ex ministro de Ciencia y Tecnología; Ignacio Santillana, director general del Grupo Prisa, y Susana Rodríguez Vidarte, decana de la Universidad Comercial de Deusto. El Consejo Asesor de la Fundación será presidido por Claudio Aranzadi.