CincoSentidos

Balnearios que se disfrutan en casa

En los 'spahomes' es posible unir la instalación de una sauna con un jacuzzi o un baño de vapor

Saunas, jacuzzis o baños de vapor están dejando de ser de forma creciente placeres que se ofrecen casi en exclusiva en balnearios, hoteles o gimnasios para entrar con fuerza en el ámbito doméstico. Relajarse con los más sofisticados tratamientos de hidroterapia o purificarse el organismo como se hacia en las antiguas termas romanas forman parte del abanico de las posibilidades que se abren para que los particulares los instalen en sus domicilios.

Y es que como señala David Camps, director de Inbeca (empresa dedicada a la instalación de saunas y áreas wellness), esos clientes, los que quieren crear en su casa un minibalneario, están aumentando y las empresas adaptan sus productos a esta demanda. Y ahora casi todos los aparatos son adaptables: hay diseños para personas que cuentan con un cuarto de baño de dimensiones medianas, pero también para las que disponen de una habitación, garaje o anexo en donde crear su propio spahome.

Y David Camps cree que, para estos últimos clientes, los que tienen unos 30 metros cuadrados o más disponibles, la opción ideal es montar su particular área wellness con dos o tres aparatos.

Aunque existen varias alternativas, a su juicio, en ese caso, la mejor elección consistiría en elegir un SPA y un baño de vapor; y si es posible añadir un tercer elemento instalar una pequeña sauna, según manifiesta el director de Inbeca.

Esta empresa, que cuenta con un SPA que está diseñado y construido para uso familiar, ha optado en este caso por una silueta interior con un diseño anatómico y ergonómico 'que proporciona los beneficios del hidromasaje, el máximo confort y comodidad', añade. Otros de sus productos son termas romanas portables y cabinas de vapor prefabricadas.

En esta misma línea se pronuncia José Cantero, director de Uniquespa, quien añade que ya el 20% de sus clientes tiene como objetivo crear su spahome, en el que pueden instalar un jacuzzi o una bañera de hidromasaje y una pequeña sauna, aunque existen otras posibilidades en función de las preferencias, espacio y el presupuesto del cliente.

Y recuerda, como otros expertos, que es preciso tener en cuenta además las características de cada aparato: si se prefiere el relax o los tratamientos terapéuticos. Esta compañía cuenta, por ejemplo, con una bañera de hidroterapia con medidas de 2,3 x 0,9 x 0,78 metros, que cuenta con accesorios para dar masajes abdominales o para relajarse con la cromoterapia. Otro producto es el hidrojet, que consiste en una cama, en la que la persona se tumba en un colchón de agua y elige el programa de masajes: en una zona específica, como el cuello y la espalda, o en el total del cuerpo. Los masajes son con chorros de agua a presión que se centran en los puntos de los expertos en acupuntura.

Y desde Saunasport, de Freixanet, se propone la sauna proteo, con paneles que van lentamente cambiando de color. Se trata, se señala, de unir las bondades que la sauna otorga al cuerpo con la relajación que proporcionan los estímulos visuales. Admite la incorporación de reproductor de música.

Los precios pueden ir desde los 3.000 euros a más de 100.000 euros, en función de la obra y los aparatos.

Las cualidades del mar Muerto en una sola habitación

Se trata de una habitación, que construye Unique en la se que combinan varios elementos de balnoterapia. Consiste en una piscina de obra, con un alto grado de salinidad que permite la flotación sin ningún esfuerzo. Está recomendada para aliviar las tensiones físicas, reducir el estrés y recuperar el bienestar general, especialmente el muscular. Además reduce los dolores lumbares y las tensiones físicas. Asimismo se puede instalar una ducha cyclonic, que tiene termorregulador y agua a alta presión a diferentes alturas. Otro elemento sería un SPA que produce el ambiente de un baño turco, tanto en lo que se refiere a temperatura como a la humedad, con un sistema digitalizado.