Mercados

Los grandes valores acercan al Ibex al 10.700

La fortaleza de los grandes valores del Ibex impulsó ayer al índice, que logró su segunda jornada consecutiva al alza, con una revalorización del 1,04%. El Ibex ha vuelto así al terreno positivo en el balance del mes y encara el último tramo del año con una revalorización del 17,64%.

Los grandes valores asumen el mando. Las cinco compañías que tienen más peso en el Ibex (Santander, Telefónica, BBVA, Repsol y Endesa) fueron ayer las empresas que más subieron en el índice. Antena 3 fue el mejor valor en términos porcentuales (2,77%), pero las ganancias de los cinco grandes aportaron un 66,7% de la subida total. Al final, el índice ganó un 1,04%, la mejor subida en tres semanas, y cerró en 10.682,7 puntos, lo que representa el nivel más alto desde comienzos de noviembre.

En el mercado, el interés estaba en la reacción de los inversores a la decisión del Consejo Nacional de la Energía de aprobar por la mínima (cinco votos contra cuatro) el segundo informe sobre el impacto en la competencia de la opa de Gas Natural sobre Endesa. La opa pasa así otro trámite; la respuesta del mercado: Endesa subió un 2,52% y Gas Natural mejoró un 2,38%. La oferta de Gas Natural es de 7,334 euros en metálico y 0,569 acciones de la compañía por cada título de la eléctrica. Eso supone valorar ahora a Endesa en 20,82 euros, frente a los 22,38 euros a los que cerró ayer.

Entre los peores valores del día destacaron algunos de los que han llevado el peso del Ibex durante el último año, en especial, el de la construcción e inmobiliario. Así, Metrovacesa subió sólo un 0,19% y Sacyr, un 0,05%. Ferrovial se dejó un 1,18% y su filial de concesiones públicas, Cintra, perdió un 1,77%.

Por otra parte, el Ibex no fue el único índice que vivió una jornada alcista. En realidad, todo el mercado se caracterizó por los buenos números. 'La gente está apostando por los mejores valores del ejercicio, es el clásico rally de fin de año', explicó un operador del mercado que pidió no ser identificado. Los gestores tratan así de maquillar sus carteras para que figuren en ella los activos más en boga.

Otra vez las materias primas

La pujanza de las empresas de materias primas (registraron un avance medio del 1,06%) extendió las ganancias en todos los mercados. El Cac de París subió un 1,04%, igual que el Ibex, mientras que Amsterdam mejoró un 0,81%; Fráncfort, un 0,76%; Milán, un 0,75% y Londres, un 0,71%.

Son las industrias mineras y petroleras las que están tirando de las Bolsas este año y registran respectivas ganancias del 48,5% y el 31,6%.

Uno de los factores esenciales ha sido la evolución del petróleo. El crudo Brent, el que se utiliza de referencia en Europa, llegó a encadenar entre agosto y septiembre una serie de máximos que llevaron a la cotización a rozar los 68 dólares por barril el jueves. Aunque ahora la cotización se ha moderado, el crudo parece estabilizado en el entorno de los 56 dólares.

Firmas como Dexia Asset Management afirman que las expectativas de crecimiento económico mundial y la dinámica del crecimiento de la demanda de combustibles en países como China e India hace descartar una corrección seria del precio del crudo en el corto y medio plazo.

De momento, parece que la economía no se está resintiendo demasiado. De hecho, el dato revisado del crecimiento del PIB estadounidense en el tercer trimestre se saldo ayer con un avance del 4,1%. La cifra es algo inferior a lo esperado, pero demuestra la fortaleza de EE UU es un escenario en el que precio del dinero ha pasado en apenas año y medio del 1% al 4,25% y la cotización del petróleo se mantiene en niveles récord. Al final, los índices registraron su primera avance en cinco días con una ganancia del 0,26% en el Dow Jones, el 0,42% en el Nasdaq y el 0,25% en el S&P 500.

La clave en 2006. Pendientes del crecimiento de los beneficios

Lo que ha sostenido las ganancias este año es el crecimiento inesperado de los beneficios empresariales que, contra pronóstico, han vuelto a crecer por encima de los dos dígitos.

El encarecimiento del petróleo aún no se ha trasladado a los precios finales, lo que hace temer a algunos expertos que el año próximo sea el ejercicio en el que la inflación impacte de lleno en el consumo.

La evolución de las divisas también ha sido fundamental. La fuerte debilidad del euro, que ha perdido más de un 10% en el año ha impulsado las ganancias de las empresas exportadoras, que son las que predominan en mercados bursátiles como la Bolsa alemana.

El nuevo escenario de tipos en la UE

Mientras en Reino Unido se empieza a especular con una bajada de tipos (desde el 4,5% actual) el escenario en la zona euro es completamente diferente. El BCE subió los tipos hace tres semanas del 2% al 2,25% y los expertos dan por hecho que las subidas continuarán en el próximo año.

'Nuestra previsión para los tipos del BCE a mitad 2006 es 2,75% y una subida de 3,5% al 4,2% para los rendimientos de los bonos a 10 años. Somos optimistas sobre el mercado de renta variable europea. Nos parece que los tipos están tan bajos que las empresas pueden sobrellevar sin problemas una subida de esta amplitud', explica Jérome Schupp, de Oyster Funds.

De momento, salvo el Ibex, los mercados han reaccionado decididamente al alza, con ganancias acumuladas que superan los tres puntos en todos los grandes índices.

La deuda, de momento, se comporta bastante bien. El rendimiento de los bonos disminuye porcentualmente según aumenta el precio del activo. Pues bien, los bonos alemanes cotizaban por encima del 3,5% a comienzos de diciembre y ayer cerraron al 3,397%.