Ayudas públicas

Bruselas rebaja el apoyo legal a las empresas en regiones pobres

La Comisión Europea aprobó ayer los nuevos límites a las ayudas públicas para las empresas situadas en las regiones menos favorecidas de la UE, que en el caso de España supondrá un recorte del 4,8% de la población protegida respecto a la actualidad.

El objetivo del Ejecutivo comunitario, de cara al nuevo periodo 2007-2013, es concentrar este tipo de ayudas entre las regiones de los nuevos socios del Este del continente, que son las que menos renta disponen. La Comisión ya venía amenazando con este cambio de criterio, antes de que se discutieran, incluso, las nuevas perspectivas financieras (presupuestos de la UE) del septenio, en el Consejo Europeo de la semana pasada y de que se aprobara un fuerte recorte del presupuesto comunitario.

Hasta ahora, la Comisión ofrecía a las regiones más desfavorecidas la posibilidad de que pudieran dar ayudas para potenciar su tejido empresarial, ayudas que consisten en subvenciones directas a la inversión pagadas por la UE e incentivos fiscales más o menos limitados (las ayudas generalizadas a a cualquier empresa están prohibidas).

Las nuevas directrices comunitarias para los próximos siete años marcan un cambio de criterio importante 'para que estén mejor dirigidas', en palabras de la comisaria de Competencia, Neelie Kroes. Las subvenciones directas se reducen y se concentran en las zonas más pobres de los países del Este, para asegurar el éxito de la Ampliación. Además, se reduce también el porcentaje máximo de ayuda por inversión que pueden solicitar las empresas radicadas en las regiones afectadas. Hasta ahora se puede solicitar fondos desde el 15% al 50% de la inversión prevista por el empresario. A partir de 2007, este horquilla se recorta del 10% al 40%.

'Los ex presidentes aseguran que mantendrán el control del banco'

La cobertura baja 5 puntos

Todo esto a España le supone una rebaja importante de los fondos a percibir, ya sea porque las regiones que hasta ahora los recibían son ahora más ricas y, por tanto, les corresponde una proporción menor del pastel, o bien por el descenso en el porcentaje de ayuda que se puede solicitar. En total, Bruselas considera que quedará cubierta el 59,6% de la población española, 4,8 puntos menos que hasta ahora.

El reparto es el siguiente: los empresarios de las regiones Objetivo 1 (con una renta inferior al 75% de la media comunitaria) son los más beneficiados aunque también desciende la subvención. Para los de Extremadura desciende del 50% al 40% de la inversión solicitada. En caso de Andalucía, Galicia y Castilla-La Mancha, la caída es del 40% al 30% de la inversión.

En segundo lugar, figuran cuatro territorios (Asturias, Murcia, Ceuta y Melilla) que han perdido la condición de Objetivo 1, pero por mero efecto estadístico (al entrar a computarse las regiones del Este, más pobres). Esto es tenido en cuenta por Bruselas, ofreciéndoles una compensación a modo de 'periodo transitorio'. Podrán pedir ayudas hasta el 30% de la inversión, de 2007 a 2010, porcentaje que se puede reducir al 20%, de 2011 a 2013, si las regiones siguen progresando en su renta. Si no lo hacen, o se constata un deterioro en sus condiciones, se mantendrá el 30% inicial.

Por último queda un grupo de territorios, formado en su mayor parte por pequeñas comarcas, que podrán beneficiarse de hasta un 15% de la inversión que se solicite. Canarias, aunque ha sobrepasado el umbral del 75% de la renta comunitaria (tiene ahora el 87,8%) se le permite a sus empresarios poder pedir una subvención del 40% del proyecto, por su condición de región ultraperiférica.

Este reparto que hizo ayer público la Comisión es previo a las nuevas perspectivas financieras acordadas el viernes y que suponen para España recortes añadidos en otro tipo de ayudas como los fondos estructurales y el fondo de cohesión.

Facilidades al inmigrante cualificado

La Comisión Europea aprobó ayer también un conjunto de medidas para mejorar la integración de los inmigrantes que viven y trabajan de forma legal en el territorio comunitario.

El plan prevé agilizar la concesión de permisos de residencia a los extranjeros altamente cualificados en áreas en las que son necesarios profesionales en el seno de la Unión. Además, propone crear un permiso especial de cinco años para que los empleados temporeros residan en la UE durante los meses en los que tienen trabajo. El Programa de Acción Relativo a la Inmigración Legal fue presentado por los comisarios de Seguridad, Libertad y Justicia, Franco Frattini, y de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla.

Se pondrá en marcha entre 2005 y 2009 como base para que los inmigrantes 'tengan los mismos derechos' en materias como educación, sanidad o libertad de movimiento.

El plan incluye una directiva sobre derechos fundamentales de los trabajadores inmigrantes en la UE y otras normas específicas para los trabajadores altamente cualificados. Frattini aseguró que estas medidas 'permitirán gestionar de una forma más eficaz' el fenómeno de la inmigración en todas sus dimensiones. 'Estoy convencido de que la inmigración legal y la integración son indisociables y deben reforzarse mutuamente', añadió a Efe.