Valor a examen

Los analistas opinan que FCC elige bien, pero compra caro

El grupo constructor y de servicios FCC se ha marcado como reto elevar un 100% su cifra de negocios en tres años y pretende lograrlo a través de las compras, algo que suele motivar el castigo bursátil a corto plazo.

Su filial cementera, Portland Valderrivas (participada al 66,8%), ha lanzado una opa sobre el 69% de la vasca Cementos Lemona que aún no controla. La operación asciende a 248,3 millones, se afrontaría en efectivo -con cargo a financiación bancaria- y supone una valoración para el título de Lemona de 32 euros (la prima es del 14%).

La opa tiene todos los visos de salir adelante, por lo que Valderrivas consolidará su segunda plaza entre las cementeras con actividad en España, con un 17,3% de cuota, tras la mexicana Cemex.

Este movimiento fue comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores tras el cierre del viernes 2 de diciembre. La acogida en el parqué fue positiva el lunes, con un alza del 0,23%. FCC encadenó tres jornadas de caídas entre martes y jueves, y recuperó el pulso el viernes para finalizar la semana con un ligero 0,3% de variación en 47,62 euros.

Las opiniones de los analistas van del blanco al negro al referirse a la repercusión de la opa en la acción de FCC. Deutsche Bank ha señalado que la compra resulta cara, pero atenúa su crítica añadiendo que los activos son buenos. La cementera de FCC está valorando Lemona en 9,7 veces su ebitda beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones estimado para 2006, 'bastante por encima del promedio del sector, anclado en 6 veces', cita Daniel Gandoy, analista de Deutsche. De su eamen a la opa se desprende que lo más inteligente es 'mantener' FCC en la cesta de inversiones debido a que el valor apenas difiere de los 46 euros que marca como precio objetivo.

Otra entidad que actualiza su previsión para la constructora es Ibersecurities. Su experto en el sector, Santiago Molina, muestra optimismo y dibuja un recorrido al alza en el precio hasta los 57 euros. Una vez conocido el plan del grupo para reforzar la cementera el consejo al inversor es de 'comprar'.

Para Ibersecurities, Lemona incrementará las ventas de Valderrivas un 12% y afectará al beneficio con una inyección del 15%. Por ultimo, Caja Madrid y BPI Securities apoyan la decisión de 'acumular' papel de FCC.

En cuanto a los inversores que tienen dinero depositado en Portland Valderrivas, vieron cómo la acción concluía la semana en 68 euros, frente a un valor medio en el año de 59,6 euros. Ibersecurities anima a 'vender' estos títulos. Sin embargo, Urquijo Bolsa se opone a la venta de acciones de Valderrivas apoyándose en 'una situación financiera muy solvente'. Su recomendación es 'acumular' tras calificar la oferta por Lemona como 'demasiado ajustada'. Urquijo eleva el precio objetivo de Valderrivas hasta los 76,65.

En resumen, FCC incrementa su deuda hasta los 350 millones, pero mantiene 550 millones en caja para seguir comprando. El factor de riesgo que temen los analistas es que pague demasiado alto. Entretanto ven con buenos ojos la toma de posiciones en Europa del Este (compró en noviembre la austriaca ASA) y el fortalecimiento de su negocio cementero.