Finanzas

La subida de tipos revitalizará la batalla de la banca por internet

El reciente aumento de los tipos de interés en la zona del euro ha abierto un nuevo campo de batalla para la banca por internet. Este grupo de entidades, liderado por ING Direct, Openbank, Uno-e y Bancopopular-e, ha conseguido en los últimos años arañar cuota de mercado a la banca tradicional y ahora podría aprovechar la coyuntura para contraatacar con una subida de la remuneración de sus cuentas y depósitos. En septiembre, gestionaban en depósitos 17.255 millones, un 25,82% más.

La ofensiva comercial lanzada por la banca online en España podría vivir ahora un nuevo capítulo tras la decisión del Banco Central Europeo de subir los tipos de interés un cuarto de punto, hasta situarlos en el 2,25%. Este aumento, el primero en más de dos años, recrudecerá aún más la batalla por la captación de pasivo, un segmento de negocio hasta ahora liderado por los bancos especializados en internet pero en el que recientemente se ha adentrado también la banca tradicional.

De momento, las entidades prefieren no desvelar si van a mejorar pronto sus ofertas, aunque lógico sería que lo hicieran. Desde que ING Direct se instauró en España hace seis años, su estrategia ha pilotado sobre la premisa de remunerar su Cuenta Naranja 0,25 puntos por encima del precio del dinero. Si la entidad quiere mantener intacta su filosofía tendría, por tanto, que elevar el actual rendimiento de su cuenta, del 2,25%. Fuentes de ING Direct aseguran que 'no existe ninguna decisión al respecto, pero estaremos pendientes de la evolución de los mercados internacionales, siempre manteniendo nuestro compromiso de remunerar el ahorro conforme a los máximos niveles que en cada momento el mercado permita'.

La filial del Santander, Openbank, abona en una cuenta de similares características un 2,10%, 0,15 puntos por debajo del nivel actual de los tipos oficiales. Ambas entidades, además, tienen depósitos mensuales al 6%.

Entidades como ING Direct y Openbank han basado su estrategia comercial en remunerar las cuentas por encima del precio oficial del dinero

También Uno-e, filial del BBVA, entró de lleno en la guerra del pasivo el pasado verano con el lanzamiento de un nuevo depósito, que ofrece un tipo de interés del 8% durante los dos primeros meses y está referenciado al euribor a un año el resto.

Otro factor que podría animar a este grupo de entidades a emprender una política comercial más agresiva es la reciente incursión de la banca tradicional en su terreno. Bankinter, por ejemplo, comercializa por internet un depósito mensual al 7%, mientras que Caixa Galicia ofrece un 8% al mes si se contrata por la web.

Pero a pesar de estos intentos por detener la huida de clientes, la pugna parece estar por el momento ganada por las entidades de internet. A finales del pasado septiembre, ING Direct, Openbank, Uno-e y Bancopopular-e gestionaban un volumen de depósitos de 17.255 millones de euros, un 25,82% más que en el mismo periodo del año anterior. Según los últimos datos disponibles de finales de 2004, la banca online tenía ya una cuota de mercado del 4,9%, 0,84 puntos más que un año antes.

Más cuota de mercado a cambio de atractivas rentabilidades

La estrategia de la banca online, basada en las cuentas y depósitos de alta remuneración, ha permitido a este grupo de entidades arañar cuota de mercado a las entidades tradicionales, más volcadas en los últimos años en otros productos de pasivo como los fondos de inversión. Aunque la Asociación Española de Banca (AEB) aún no ha publicado los datos del sector de este año debido a la entrada en vigor de las nuevas normas internacionales de contabilidad, el ritmo de crecimiento de las entidades especializadas en internet es muy superior al mantenido por los grandes grupos bancarios. La red del Santander Central Hispano registró hasta septiembre una caída del 3% en depósitos, hasta los 41.009 millones de euros. BBVA, cuyas cifras incluyen España y Portugal, se apuntó una subida del 11,7%, mientras que el Popular creció un 7,2% y Caja Madrid un 10%.

El beneficio del sector es de 6,9 millones en nueve meses

Las entidades online han demostrado además que su estrategia puede ser rentable. Sin incluir a ING Direct, ya que se trata de la sucursal del holandés ING, la banca por internet obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio de 6,9 millones de euros. El balance podría haber sido mejor de no ser por Inversis, que cerró con unos números rojos de 10,4 millones, frente a los 8,41 millones de pérdidas del mismo periodo de 2004. Inversis se encuentra en estos momentos en pleno proceso de reestructuración después de la adquisición de Safei. Tras su integración con Finanzia, el ranking está encabezado por Uno-e, con unas ganancias de 8 millones de euros, lo que supone un aumento del 47,6%. Le sigue Bancopopular-e, con un resultado positivo de 6,62 millones, y Openbank, de 2,68 millones. ING Direct publicó un resultado bruto de 40 millones, un 42,86% más.