Textil

Cortefiel duplicará su número de tiendas en cinco años

Los nuevos propietarios de Cortefiel (los fondos de inversión CVC, PAI y Permira) han incorporado nuevos fichajes al grupo con el fin de reforzar el equipo directivo, sobre todo en el área inmobiliaria, y acelerar la expansión. La idea es crecer con franquicias, pero sin que los establecimientos propios pierdan peso, lo que permitirá duplicar el número de tiendas y superar las 2.000 en cinco años.

El grupo textil Cortefiel quiere más y mejores locales tanto en España como en el extranjero. Para ello ha reforzado su equipo directivo con la incorporación de expertos en el negocio inmobiliario. Tras la llegada hace unos meses de María Voladeras, procedente de Mango, ahora se ha fichado a un directivo de Nike, Alex Cara, de nacionalidad británica, que se encargará de potenciar la cadena Springfield en los mercados internacionales.

Dentro de este cambio de estrategia inmobiliaria, también se ha fichado a expertos procedentes de la consultora inmobiliaria Jones Lang Lasalle y de la cadena Calzedonia. Según fuentes del sector, con esta serie de incorporaciones se persigue un cambio en la estrategia inmobiliaria del grupo que a partir de ahora se volverá más activa en la búsqueda de localizaciones adecuadas. 'Hasta este momento había una actitud más pasiva pero con este giro se potenciará la captación de un mayor número de establecimientos, al mismo tiempo que se seleccionan más las ubicaciones', apuntan fuentes del sector.

El objetivo del grupo Cortefiel es duplicar el número de tiendas en un plazo de cinco años y superar las 2.000. Actualmente cuenta con 1.170 puntos de venta (incluidos corner, franquicias y la cadena de perfumerías Douglas) frente a los 1.100 que tenía al comienzo del ejercicio fiscal, en el mes de marzo de 2005.

La cadena de lencería femenina Women'Secret prevé tener 600 tiendas a finales de 2008, frente a las 272 que tiene en la actualidad

El plan de crecimiento del grupo textil, que cuenta con las cadenas Cortefiel, Springfield, Women'Secret, Milano, Pedro del Hierro y Douglas (ahora en proceso de venta al socio alemán), incluye también la creación de un equipo específico para el desarrollo de las franquicias internacionales y la búsqueda de corner (espacios reservados dentro de tiendas multimarca). Actualmente, la franquicia sólo representa algo más del 5% de las ventas del grupo pero la intención al ampliar la red de franquiciados es aumentar su peso específico en la facturación global.

Cortefiel ya reconoció de forma indirecta este plan de expansión cuando el pasado día 24 comunicó la marcha, por 'motivos personales' del director de Women'Secret, Albert Puyol Pineda, quien pronto se incorporará a LVMH.

Cortefiel señala que la cadena de lencería persigue 'llegar a finales de 2008 con 400 tiendas en Europa y 200 en el resto del mundo, frente a las 272 (182 propias y 90 franquicias) que existen en la actualidad'.

Este mismo plan de crecimiento es extensible a otras cadenas, especialmente a Springfield, su enseña más internacional y que cuenta con un mayor potencial de desarrollo. De hecho, la firma especializada en ropa de hombre joven, prepara el lanzamiento de una nueva línea de negocio dedicada a la mujer, como adelantó Cinco Días los pasados 19 y 20 de noviembre. Con ello, el grupo textil superaría su asignatura pendiente (la moda femenina más joven) plantando cara a cadenas bien implantadas en este nicho de mercado como las enseñas del grupo Inditex (especialmente Zara), Sfera (perteneciente al grupo El Corte Inglés) y la sueca H&M.

Aunque todavía no hay fecha exacta para el lanzamiento de Springfield Mujer, la cadena ya cuenta con un equipo específico para desarrollar esta línea de actividad.

Un nuevo socio para Springfield China

Esta enseña también cuenta con fuertes planes de crecimiento en China a pesar de la reciente ruptura con sus socios asiáticos para abrir 200 tiendas en aquel país en el plazo de cinco años. Tras no haberse cumplido los objetivos, Cortefiel canceló el acuerdo y ahora ultima una nueva alianza con otro socio que podría convertirse en masterfranquiciado para el mercado chino, según fuentes cercanas a la operación.

Otro de los cambios que sufrirá en breve Cortefiel es la desaparición de su órbita de la cadena de perfumerías Douglas. En el acuerdo que tenían la multinacional alemana y el grupo español, se contemplaba la posibilidad de comprar el 50% del otro socio en el caso de que hubiera un cambio de propietario. Tras la opa lanzada por CVC, PAI y Permira, la alemana Douglas ha ejercicio su opción de compra para las tiendas del mercado ibérico.

Más complementos y zapatos para la cadena estrella

La marca principal del grupo textil, es decir, la cadena Cortefiel, también será objeto de revisión con el fin de darle un nuevo impulso. Además de hacer un formato más homogéneo en cuanto a modelo y tamaño de tiendas, la idea es ampliar las colecciones y reducir el número de referencias para presentar unos establecimientos más ordenados, cómodos y agradables al consumidor. Esto incluye también una nueva estrategia para los complementos y los zapatos que pasarán a tener una presencia más notable dentro de las tiendas. De hecho, ya hay una prueba piloto en la tienda que Cortefiel tiene en la calle de Raimundo Fernández de Villaverde (en Madrid) donde se ha dedicado un amplio espacio para este tipo de productos. Esta tienda ya ha servido en otras ocasiones para realizar pruebas piloto como el lanzamiento de la ropa de hogar.