Estados Unidos

Greenspan alerta del peligro del déficit de EE UU y sugiere reducir las prestaciones a jubilados

El presidente de la Reserva Federal advirtió hoy de que, a menos que Estados Unidos reduzca el déficit presupuestario, la economía nacional sufrirá graves consecuencias. Alan Greenspan llegó a sugerir "ajustes significativos" como un recorte en las prestaciones sociales a futuros jubilados. El presidente Bush ha contestado que su país "tiene razones para estar contento con la economía".

En una intervención grabada vía satélite durante la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Filadelfia, el responsable de la política monetaria estadounidense insistió en que los ajustes podrían ser especialmente duros en el programa de salud público para ancianos conocido como Medicare, cuyos costes se han disparado.

"Mientras los costes sanitarios sigan creciendo más rápido que la economía, ejercerán una presión en el presupuesto que parece hacer cada vez más probable que la actual política fiscal sea insostenible", señaló Greenspan en su discurso.

El presidente de la Fed, que dejará su cargo a finales de enero, ha aprovechado la que será una de sus últimas comparecencias para insistir en uno de los temas en los que ha hecho más hincapié durante los dos últimos años: la próxima jubilación de 78 millones de personas ejerce una fuerte presión sobre las finanzas del país. La situación podría impulsar aun más los tipos de interés ante la necesidad del país de seguir pidiendo dinero prestado.

Greenspan instó al Congreso estadounidense a actuar con celeridad para que la próxima generación de jubilados tenga tiempo a adaptarse a los potenciales recortes en las prestaciones.

Bush cree que la economía atraviesa el mejor momento en mucho tiempo

La reacción del presidente George W. Bush no se ha hecho esperar desde la Casa Blanca. Bush aseguró que Estados Unidos tiene "razones para ser optimista con la economía" de su país que, en su opinión, atraviesa el mejor momento en mucho tiempo.

El presidente destacó que se han creado más puestos de trabajo y que, a pesar de los huracanes que golpearon la economía, ésta goza de buena salud y la tasa de desempleo está en un 5%, "más baja que en los años 70, 80 y 90".