Banca

El Pastor se compromete a duplicar beneficios y dividendo en tres años

El Banco Pastor pondrá en marcha en enero un segundo plan estratégico trienal desde que José María Arias asumió la presidencia. El objetivo es duplicar el beneficio, la retribución al accionista y mejorar su rentabilidad hasta 2008. Para ello, abrirá 120 oficinas y contratará a 700 profesionales. Estos nuevos puntos de venta servirán de apoyo para incrementar sus recursos de clientes y créditos un 16% en tres años. El banco habrá triplicado así su tamaño, dividendo y beneficio desde 2003 hasta 2008.

E l presidente del Banco Pastor y el nuevo consejero delegado del banco, Jorge Gost, se desplazaron el viernes a Madrid para presentar ante analistas y periodistas el nuevo plan estratégico del grupo gallego. El nuevo programa, que tendrá una vigencia de tres años (2006-2008), es continuidad del puesto en marcha en 2003 y que finaliza en diciembre.

Crecer en tamaño, negocio y rentabilidad sin apelar al mercado con una nueva ampliación de capital (realizó una este verano), puede resumir el nuevo plan estratégico del Banco Pastor. Como en el anterior, la apertura de nuevas oficinas es una de las principales bases para lograr sus objetivos. Prevé inaugurar 120 en tres años, cifra ligeramente inferior a las 160 que ha abierto desde el año 2003 hasta ahora.

Pero a diferencia del plan que está a punto de finalizar, este nuevo comenzará con crecimientos más moderados y será al final cuando se dé el mayor salto. En él no se espera realizar compras, aunque tampoco se descartan si se presenta una oportunidad. Pero Arias asegura que el banco 'tiene capacidad y voluntad de desarrollar su propia carrera en solitario. No me gusta soñar y menos despierto. Las oportunidades de compra son limitadas y si no surgen oportunidades hay que crearlas con crecimiento orgánico'.

El banco vuelve a apostar por la apertura de oficinas con 120 nuevas en los próximos tres años

Para atender esta nueva red de sucursales, situada en Levante, Madrid, Andalucía y Cataluña, el banco aumentará su plantilla en 700 empleados más. Así, finalizará el año 2008 con 700 establecimientos y 4.200 profesionales.

Con este apoyo físico el banco se compromete a duplicar en los tres próximos años su beneficio, hasta alcanzar los 240 millones de euros. También pretende doblar el pago de dividendo a los accionistas, pero sin modificar su política de pay-out (parte del beneficio destinado a dividendo). A excepción del presente ejercicio, cuyo pay-out será del 42%, la media del beneficio que destina a remunerar al accionista es del 32%.

A pesar del mayor número de oficinas y personal uno de sus objetivos también es reducir su ratio de eficiencia (cuanto más bajo mejor). Pasar del 44% actual al 40%.

Sin ampliaciones

El crecimiento del banco, como ya ocurrió en los tres años anteriores, se hará de forma orgánica. Pero a diferencia del plan anterior, en esta ocasión no recurrirá a ampliaciones de capital para financiar su crecimiento. Cree que con la generación de beneficios -dado su bajo pay-out- y la emisión de titulizaciones por 1.800 millones servirá.

El plan actual unido al ejecutado por el anterior consejero delegado, Fulgencio García Cuéllar, 'darán los mismos resultados que hubiera dado la adquisición de una entidad de un tamaño similar al del Pastor, pero sin los problemas, los costes y las tensiones de una integración', explicaron el viernes tanto José María Arias como Jorge Gost.

El Pastor espera obtener con el nuevo plan denominado Delta casi 16.000 millones de euros más de negocio, hasta elevarlo a los 44.000 millones, de los que 26.300 millones corresponderán a inversión crediticia, que subirán un 16% en los tres años del plan, y 17.300 millones se registrarán en el capítulo de recursos gestionados, también con un crecimiento del 16%. 'Nuestro reto es ser capaces de crecer más que la media del sector', dijo Arias.

Llama la atención el crecimiento que espera alcanzar en crédito hipotecario. Finalizará este año con un aumento del 28%. Pero, a pesar de la subida de tipos y la siempre anunciada pero hasta ahora no cumplida ralentización, prevé terminar 2008 conuna subida del 18%. En estos tres años el banco prevé captar 50.000 pymes, lo que supone duplicar el número que tiene actualmente, y 240.000 clientes particulares (son familias de cuatro miembros), lo que supone incrementar un 50% los de ahora. Arias asegura que el nuevo plan 'tiene los pies en la tierra. Es muy sensato'. En el plan la ratio de solvencia Bis es la única que empeora al pasar del 13,3% al 11,7% en 2008.